sanidad

El Gobierno canario alega que Tenerife no estaba preparada para bajar a nivel 2 en mayo, pero se contradice

El informe de la Dirección General de Salud Pública dice que "fue en junio cuando se produjo un incremento de la tasa"
Tubos de pruebas PCR para la detección del COVID-19

Diario de Avisos / Europa Press

La Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias dice en un informe que el paso de Tenerife del Nivel 3 al Nivel 2 de alerta epidemiológica el pasado 2 de mayo fue “precipitado” ya que con 60 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes no se respetaron los 14 días de estabilización pertinentes –se hizo a los ocho–. Sin embargo, en el informe epidemiológico se comprueba que la incidencia siguió descendiendo en los días posteriores al cambio, justificando de esta manera dicha bajada de nivel, ya que los indicadores se mantuvieron en el intervalo de riesgo medio hasta junio, cuando se produjo el abrupto cambio de tendencia al alza. “El mes de mayo transcurrió con valores de la tasa en la mitad del intervalo de riesgo medio (50±5 casos/105 habitantes) y en alerta 2; finalmente durante el mes de junio se ha producido un incremento de la tasa”, reza el informe.

En cambio, el descenso de Gran Canaria sí se realizó tras 14 días en riesgo medio y con una Incidencia Acumulada de 37 casos por cada 100.000 habitantes, según recoge el Boletín Oficial de Canarias (BOC) este viernes en un anuncio que recoge las nuevas medidas para controlar la pandemia.

Además, apunta que la mayor incidencia de casos se da en la población menor de 45 años aunque hay casos en todos los tramos de edad, resultado “probablemente” de la movilidad de la población y la dispersión del territorio.

El informe apunta que empieza a crecer el ingreso en camas hospitalarias y aunque señala que la vacunación está en la media regional y nacional, la transmisión del virus de manera “comunitaria, no controlada y en ascenso abrupto y rápido”, unido a la “relajación” de las medidas, hace que no tenga la efectividad deseada.

Por ello, y aparte de realizar campañas informativas dirigidas especialmente a los jóvenes y reforzar la vigilancia, Salud Pública recomienda seguir usando la mascarilla al aire libre aunque este sábado entre en vigor la medida estatal que permite que no se use cuando se garantice la distancia de seguridad.

TE RECOMENDAMOS