violencia de género

El submarino, pendiente de permisos para incorporarse a la búsqueda de Anna y Tomás

El presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, informa de que el buque está en fase de pruebas y que alcanza por ahora los 500 metros de profundidad
El ‘Piscis VI’ llegó de Estados Unidos a Tenerife el pasado mes de febrero. SERGIO MÉNDEZ

El submarino ‘Piscis VI’, el buque privado “que puede alcanzar mayor profundidad del mundo”, se encuentra en fase de prueba y necesita de varios permisos antes de incorporarse a la búsqueda de Tomás y Anna. Así lo ha trasladado esta mañana el presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, en un acto en el pabellón Santiago Martín.

Martín proponía ayer que el ‘Piscis VI’ fuera una alternativa al ‘Ángeles Alvariño’, dado que esta última embarcación tiene varios compromisos de investigación para los que está siendo requerido. Sin embargo, hasta el momento se están realizando pruebas para ver la viabilidad de que el submarino americano pueda servir como alternativa. “El problema es que con el ‘Ángeles Alvariño’ ahora se está bajando con un robot, mientras que con el ‘Piscis VI’ se está hablando de que serán personas quienes bajen”, añadió Martín.

Los buzos que están participando actualmente en las pruebas están bajando a una profundidad de 500 metros. Además, el presidente de la Corporación puntualizó que todavía faltan “una serie de autorizaciones, permisos y chequeos para que ese submarino pueda alcanzar grandes profundidades”

Las esperanzas en encontrar a Tomás y Anna, para así revolver la investigación, se centran ahora mismo en el buque oceanográfico ‘Ángeles Alvariño’, afirmó Martín, quien también deseó “que ahora que se ha podido renovar su estancia en la Isla pueda darnos por fin resultados”. Por tanto, el ‘Piscis VI’ “podría ser una alternativa pero necesita todavía pasar por una serie etapas para poder estar en pleno funcionamiento”, finalizó.

TE RECOMENDAMOS