nuevas tecnologías

Los memes llegan a los mercados

Un meme es un texto, imagen, vídeo u otro elemento que se modifica con fines humorísticos y se vuelve viral
Los memes llegan a los mercados. DA

POR CRISTINA JEREZ, MARKETING Y DESARROLLO DE NEGOCIO

Con la era de internet, nacieron las redes sociales y con éstas, los memes. Nuestros hijos se han reído ruidosamente – y, muy probablemente, de forma molesta- de ellos a través de las pantallas de sus móviles. Con el tiempo también los hemos recibido, reído y compartido. Puede que conozcan a “Bad luck Brian”, “Hide the pain Harold” o la niña de la mirada diabólica. Y si no conocen sus nombres, es muy posible que, si los buscan ahora mismo en el móvil, los reconozcan al instante. Los memes han llegado muy lejos, tanto, que han aterrizado también en los mercados.

Un meme es un texto, imagen, vídeo u otro elemento que se modifica con fines humorísticos y se vuelve viral. Su popularidad es tal que se ha generado lo que ha pasado a denominarse, “cultura del meme”. Una forma de expresión que va más allá del humor e, incluso, en ocasiones, pretende tomar posiciones políticas o reivindicativas. La llegada al mundo de la inversión de los memes pasa por lo que se conoce como “meme stock”, un valor bursátil que se compra y viraliza con fines humorísticos, irónicos o de protesta, y que pertenece, generalmente, a una empresa popular venida a menos.

Aunque podemos reconocer alguna compra “meme stocks” anterior, un fenómeno concreto a comienzos de este año bautizaba el inicio de los movimientos alrededor de estos valores. Sí, hablo de la archiconocida, polémica y, puede que, incluso, poco legal, compra masiva de GameStop. Como explicábamos en este mismo diario hace unos meses, la compra fue organizada a través de un foro de Reddit, como una forma de “protesta” de un grupo de inversores aficionados, frente a las estrategias bajistas de algunos grandes Hedge Funds, estrategias que, si bien suelen estar fundamentadas en la situación real de la empresa, pueden suponer el fin para ésta.

Las compras en corto que llevan a cabo los Hedge Funds suponen vender de forma masiva las acciones de una compañía venida a menos, con la intención de comprarlas de nuevo cuando su precio baje. Las acciones que venden se las ha “prestado” un tercero, por lo que deben pagar un “préstamo” por el título y devolverlas en una fecha estipulada. Tras la venta masiva de títulos de GameStop por parte de los Hedge Funds, los foreros compraron en masa las mencionadas acciones, provocando que, en vez de bajar, aumentara rápidamente su precio. Con ello, las Hedge Funds, obligadas a volver a comprar los títulos para devolverlas en la fecha estipulada, sufrieron grandes pérdidas (GameStop llegó a revalorizarse un 2.000%, de 4$ a 347$).

Desde que la locura de los “meme stocks” se desatara, son varias las compañías que han sufrido una alta volatilidad en sus títulos, auspiciada por la inversión organizada de los foreros. A finales de mayo, la compañía de salas de cine estadounidense AMC Entertainment se convertía en la protagonista, revalorizándose un 411%, del que un 126% sucedía en pocas horas, siendo suspendida en Wall Street su cotización por este motivo. Otras compañías objeto de esta especulación populista han sido por ejemplo Blackberry, Clover Health, Wendy’s. Pero los movimientos alrededor de estos títulos son, de hecho, una actividad de alto riesgo, no solo por la alta volatilidad y lo irracional de la inversión en sí misma, sino porque podrían llegar a clasificarse como manipulación de los mercados y esto supone una actividad delictiva, al menos en los países desarrollados.

Los movimientos alrededor de estos valores pueden suponer la ruina para muchos inversores inexpertos en búsqueda de una inversión de elevada rentabilidad en el corto plazo, mientras que, para otros implicados, podríamos estar hablando de un delito. En EE.UU., la SEC (Securities and Exchange Commission) ya está investigando la volatilidad alrededor de los valores de GameStop y parece no ser los únicos meme stocks bajo la lupa. Reddit, el foro por el que se han organizado estos inversores aficionados, también ha comenzado a recibir ciertos avisos, ante lo excepcional de la situación. Lo que está claro es que no todo vale en los mercados y los memes no deberían tener cabida en ellos.

TE PUEDE INTERESAR