cultura

Dudamel: la música clásica con acento hispano

El director venezolano ejemplifica el talento de artistas e intérpretes de los dos lados del océano que hablan en español
El director de orquesta venezolano Gustavo Dudamel. / Europa Press

Gustavo Dudamel (Barquisimeto, Venezuela, 1981) recordaba esta semana una primera vez. El director venezolano explicaba cómo, siendo un niño, participó junto a otros 600 condiscípulos en un concierto de aniversario del Sistema de Orquestas de Venezuela. “Estaba en la fila cuarta de los segundos violines, sentado entre un mar de niños. Sonó aquella primera nota, que seguro que no fue perfecta, porque nada de lo que hubo allí lo fue, pero la energía de ese sonido fue lo que me emocionó, lo que me bendijo para ser músico”, afirmaba Dudamel, en declaraciones recogidas por la Agencia EFE. Ese fue el momento, formando parte de una orquesta, en el que la vida lo convenció de ser músico.

El director musical de la Filarmónica de Los Ángeles y de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela, y a partir del 1 agosto, de la Ópera de París, se despide hoy del Archipiélago en el Auditorio de Tenerife, donde dirigirá, a partir de las 20.00 horas, a la Mahler Chamber Orchestra, la formación de cámara fundada en 1997 por el inolvidable maestro italiano Claudio Abbado (1933-2014), con un programa centrado en dos obras maestras del sinfonismo firmadas por Felix Mendelssohn, la Sinfonía nº 4, Italiana, y Ludwig van Beethoven, la Sinfonía nº 6, Pastoral.

La participación de Dudamel en el Festival Internacional de Música de Canarias (FIMC) comenzó el 27 de junio en ese mismo escenario de la capital tinerfeña y ha constado de cinco conciertos, dos de ellos con la Orquesta del Encuentro. Esta formación ha reunido a 49 jóvenes músicos procedentes de México, Estados Unidos, Bolivia, Chile, Argentina, Venezuela, Colombia, Perú, Uruguay, Nicaragua, Portugal y España. El proyecto Encuentros, creado en 2018 por la Fundación Dudamel “como una forma de explorar la unidad cultural y celebrar la armonía, la igualdad, la dignidad, la belleza y el respeto a través de la música”, ha desarrollado en junio en España su primera gira en el continente europeo, con talleres y ensayos en Madrid y actuaciones en Oviedo, Tenerife y Gran Canaria.

Además, en esta ocasión ha contado con ocho intérpretes de las Islas, pertenecientes a la Joven Orquesta de Canarias (Jocan): el lanzaroteño Pablo Araya, los grancanarios Izan Falcón, Paula Torres y Rubén Darío, y los tinerfeños Carla Meléndez, Meriem Abad, Jairo Rodríguez y David Domínguez.

JOSÉ ANTONIO ABREU

“Yo crecí de esa manera, tocando, soñando en orquestas juveniles”, subrayó el músico venezolano. Y aquí, qué duda cabe, es imprescindible nombrar a José Antonio Abreu (1939-2018), el compositor, pianista, director de orquesta y educador venezolano, entre otros muchos cometidos, artífice de la Orquesta Nacional Juvenil de Venezuela y del Sistema Nacional de Orquestas Sinfónicas Juveniles, Infantiles y Pre-Infantiles de Venezuela, que, para abreviar, todo el mundo conoce como el Sistema.

Gustavo Dudamel es el fruto más reconocible de un proyecto de valor incalculable, pero por fortuna no es el único, ni mucho menos. Creado por Abreu en 1975, el Sistema recurre a la música clásica como herramienta de transformación social, al tiempo que fomenta el desarrollo personal y la formación intelectual de sus beneficiarios. El Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela aglutina en la actualidad a más de un millón de niños, niñas y adolescentes. Esa misma filosofía, en buena medida, es la que sigue la Fundación Dudamel, que copreside el director de orquesta venezolano junto a su esposa, la actriz española María Valverde: “Ampliar el acceso a la música y las artes ofreciendo herramientas y oportunidades a la gente joven para dar forma a sus futuros creativos”.

BARRIOS ORQUESTADOS

Si la conexión entre Venezuela y Canarias se despliega en múltiples vertientes, y sobre todo las emocionales ocupan un lugar de privilegio, prácticamente era inevitable que Gustavo Dudamel y su fundación confluyesen en el Archipiélago con el proyecto Barrios Orquestados, que dirige el compositor y director de orquesta grancanario José Brito con “el propósito de hacer llegar la cultura a través de la música a todos los sectores de la sociedad y especialmente a aquellos más vulnerables”.

La recaudación del concierto que ofreció este viernes el maestro venezolano con la Mahler Chamber Orchestra en el Parque Doramas de Las Palmas, frente al Hotel Santa Catalina, que organizó la cita en colaboración con el FIMC, se destinó a esta iniciativa comunitaria musical y social que se desarrolla en la actualidad en las islas de Gran Canaria, Tenerife, Lanzarote y Fuerteventura.

“Este tipo de proyectos -explican desde Barrios Orquestados en su sitio web- pretende integrar a todos los ciudadanos en una sociedad igualitaria en oportunidades y posibilidades, donde se puedan sentir útiles e incluidos en la misma, donde el camino sea el gran objetivo y, no tanto, el resultado final que se pueda ofrecer en una sala de conciertos”.

“Es fundamental reincorporar la enseñanza artística a la educación básica de los niños y niñas. El arte, la cultura, siempre se dejan un poco de lado, cuando de ellas nace la belleza”, argumentaba esta semana Gustavo Dudamel, y recogía EFE, cuando fue preguntado por la iniciativa que encabeza José Brito.

El director de orquesta venezolano es hoy el principal referente de una generación de directores, músicos y cantantes que con su talento continúan demostrando que la música clásica no se circunscribe a un mapa de Centroeuropa, Francia, Italia, Reino Unido, Escandinavia, Rusia y quizás Estados Unidos. Gustavo Dudamel, el tenor peruano Juan Diego Flórez o el méxicano Rolando Villazón son ejemplos (junto a veteranos como los pianistas Daniel Barenboim o Martha Argerich) de una corriente -más o menos visible, pero constante- de artistas que hablan en español.

Como también lo hacen en y desde las Islas, tenores como Celso Albelo, Jorge de León o Pancho Corujo, sopranos como Yolanda Auyanet, Carmen Acosta o la canariovenezolana Nancy Fabiola Herrera, o el pianista y compositor Gustavo Díaz-Jerez. Y por supuesto, la relación es mucho más amplia y, al mencionar unos pocos ejemplos, siempre quedan omisiones clamorosas.

MÚSICA PANAMERICANA

Precisamente, el mundo hispano estará muy presente en el proyecto que emprenderá Dudamel tras el concierto de hoy en Tenerife. En menos de dos semanas encabezará el regreso de la Orquesta Filarmónica de Los Ángeles al Hollywood Bowl. Allí desarrollará una temporada veraniega que comenzará el 15 de julio con la interpretación de Pedro y el Lobo, de Prokófiev, narrada por la actriz Viola Davis. Gustavo Dudamel dirigirá 14 de las 50 actuaciones previstas, entre las que figuran las de la Iniciativa de Música Panamericana, que tiene como fin celebrar la creatividad de las Américas. El director venezolano dirigirá el estreno mundial del Concierto para violín Fandango, de Arturo Márquez, escrito para Anne Akiko Meyers (24 de agosto), la conmemoración del centenario del nacimiento de Astor Piazzolla (26 de agosto) y dos actuaciones junto a Carlos Vives (27 y 28 de agosto).

TE RECOMENDAMOS