sucesos

Ebrios y con “coches-discoteca”: levantan actas a 25 jóvenes en Santa Cruz

El botellón se celebraba en la parte alta del barrio de María Jiménez, en la capital tinerfeña
Imagen de archivo de un botellón en Tenerife. | DA

Un botellón en la parte alta del barrio de María Jiménez, en la capital tinerfeña, terminó a las 05.00 horas del domingo pasado con la intervención de la Policía Local, que levantó 29 actas por diversas infracciones, ha informado este martes el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife.

El botellón se celebraba en la zona conocida como Valle Grande, donde estaban reunidos unos 25 jóvenes consumiendo bebidas alcohólicas y utilizando los equipos de sonido de sus vehículos a un elevado volumen, se indica en un comunicado.

En dicha reunión se incumplían todas las medidas sanitarias respecto a la distancia interpersonal de seguridad y el uso de mascarillas.

Las patrullas policiales identificaron a todas las personas allí congregadas, muchas de las cuales se encontraban con “evidentes” síntomas de embriaguez, y a un hombre fue necesario levantarle otra acta por desobedecer las indicaciones de los agentes.

A los titulares de los cuatro vehículos, que funcionaban como “coches-discoteca”, también se les tramitaron sendas infracciones por el uso de los equipos de sonido.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife añade que durante el pasado fin de semana se llevaron a cabo actuaciones similares a la anterior, y así se produjo una intervención en la calle Afilarmónica Ni Fú-Ni Fá, donde 11 personas consumían bebidas alcohólicas en la vía pública.

Estas personas amenizaban la reunión con la música a un volumen elevado proveniente de dos vehículos estacionados en el lugar, y los efectivos policiales también desmantelaron otra media docena de “botellones” repartidos por la geografía municipal.

La concejala de Seguridad Ciudadana y Vial del ayuntamiento santacrucero, Evelyn Alonso, ha señalado que el pasado fin de semana se multiplicó la vigilancia policial sobre ese tipo de comportamientos.

Eso se debe a que “estamos en una situación que exige a la ciudadanía ser un poco más responsable y, aunque la mayoría cumple, son las personas irresponsables las que nos están poniendo en riesgo a todos”.

La edil recordó que para atajar estas prácticas “es fundamental la colaboración ciudadana, dentro de lo posible y con todos los recursos que tenemos disponibles estamos tratando de dar respuesta a todos los requerimientos que nos hacen”.

TE RECOMENDAMOS