La Palma

El Cabildo de La Palma trata a las grajas y estudia el posible envenenamiento

Los ejemplares moribundos hallados en el municipio de Puntagorda con síntomas de intoxicación están recuperándose en el Centro de Rehabilitación insular; uno está grave

Un ejemplar de graja, especie endémica de las Islas Canarias | DA

El Servicio de Medio Ambiente del Cabildo de La Palma, que dirige la socialista tijarafera María Rodríguez Acosta, se personó el domingo en la zona donde aparecieron una serie de ejemplares de graja o chova piquirroja (Pyrrhocorax pyrrhocorax) en muy mal estado, en el término municipal de Puntagorda, tras tener conocimiento de que podían haber sido envenenados, según una denuncia ciudadana de la que se hizo eco ayer DIARIO DE AVISOS, teniendo constancia, además, de que el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil también ha dado pasos hacia adelante a fin de esclarecer lo ocurrido con esta especie endémica del Archipiélago.

Al llegar al emplazamiento, en la Pista Pino de El Gamonal, los agentes de la institución insular explican que se encontraron seis ejemplares de graja, de los que uno de ellos salió volando. Estas aves están siendo atendidas por el veterinario del Centro de Tijarafe y ahora se encuentran recuperándose en el Centro de Rehabilitación de Fauna Silvestre y Vivero Insular de Flora Autóctona. Cuatro de ellas están respondiendo bien al tratamiento y otra se encuentra en peor estado.

El personal movilizado el domingo ante estos hechos realizó una inspección ocular de la zona para investigar las causas de esta situación, que provocó su posible intoxicación. En la jornada de ayer también se desplazaron más integrantes de la plantilla de Medio Ambiente para continuar con la investigación de las causas y determinar que no haya más ejemplares en este estado que requieran de atención veterinaria.
Se están tomando muestras de las aves, que se remitirán a un laboratorio especializado en Gran Canaria para determinar la causa que ha derivado en este desgraciado episodio.

La consejera de Medio Ambiente, María Rodríguez, manifestó su preocupación por estos hechos, que afectan a una población de un ave emblemática de la Isla, que ha sido fruto recientemente de la actualización del censo por un equipo de investigadores liderado por el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid, que puso de manifiesto que la población de grajas en la isla permanece estable en los últimos 15 años.

Asimismo, Rodríguez agradeció la colaboración ciudadana a la hora de informar sobre estos hechos y recordó que para dar aviso de la aparición de animales silvestres heridos hay habilitado un teléfono (647 421 317), en horario de 8.00 a 20.00 horas, y fuera de ese horario se puede contactar con el Cecopin.