santa cruz

El puente militar salva del aislamiento a los pueblos de Anaga

Ayer entró en servicio el paso provisional instalado por el Ejército de Tierra para comunicar Santa Cruz con el macizo
Sobra las 20 horas de ayer comenzaron a circular los primeros vehículos sobre el puente provisional instalado en apenas cinco días por el batallón de zapadores. FOTO: SERGIO MÉNDEZ

Los vecinos de los pueblos de Anaga, al menos aquellos que dispongan de vehículo privado, vuelven a estar conectados con Santa Cruz desde ayer, gracias a la puesta en servicio del paso alternativo que los militares han montado, en cuatro días, a los pies del clausurado puente de San Andrés. Una infraestructura esta que, a pesar de la información que los técnicos trasladaron en un primer momento, sí que permitirá el paso de vehículos pesados y de emergencias una vez finalice su rehabilitación. Así lo aseguró a DIARIO DE AVISOS el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, quien a la pregunta sobre si eso va a ser posible, respondió que “no solo es posible, sino que es una instrucción que ha firmado este alcalde. Se declaró la emergencia con el objetivo de arreglar el puente, así que la orden es arregle usted el puente, y haga lo que tenga que hacer para que, tras su reparación, preste el servicio completo”.

De esta forma, según defendió el alcalde, “en el decreto de emergencia se dice de manera muy clara que hay que restituir la situación del paso de vehículos de emergencia, incluidos camiones de bomberos. Así que si hay que sustituir el tablero completo del puente, se hará, y si hay que reforzar los arcos, se reforzarán”.

Bermúdez lamenta la situación que se ha generado con los vecinos de Almáciga y Taganana, que han anunciado su intención de manifestarse el próximo 24 de julio. “El lunes tengo una reunión con ellos y les trasladaré esta información de manera más amplia. Lamento la precipitación con la que tuvimos que cerrar el puente, pero no había otra opción una vez que los técnicos hicieron la primera cata y advirtieron al Ayuntamiento que no garantizaban la seguridad del puente”. “Es cierto que no hubo mucho tiempo para dar explicaciones -continuó-. Se cerró de forma inmediata a los de más tonelaje, y a la doce de la noche al resto. Se actúa de manera inmediata, se da la información de que disponemos, yo mismo llamo a algunos presidentes de asociaciones de vecinos, y con posterioridad convocamos a los vecinos para explicarles la situación”.

Puente militar

La puesta en funcionamiento del puente provisional, tipo Bailey, que ha instalado el batallón de Zapadores XVI con la colaboración del Mando de Canarias, tiene unas limitaciones de funcionamiento. Así, no podrán circular por el puente vehículos cuyo peso exceda de 10 toneladas. Solo se permitirá la circulación simultánea en un solo sentido, para lo que habilitarán semáforos auxiliares que regulen el paso en cada momento. La velocidad de circulación sobre el puente está limitada a 20 kilómetros por hora. Además, para utilizar la estructura de noche, se acometerá un proyecto urgente de iluminación. El Ayuntamiento también está gestionando un servicio de vigilancia y control de todas estas medidas durante las 24 horas. Ayer, en la sede de la Capitanía General de Canarias, se procedió a la firma del acuerdo de colaboración entre el Ministerio de Defensa y el Ayuntamiento. Firmó el alcalde y el jefe de Mando de Canarias, Carlos Palacios.

TE RECOMENDAMOS