deportes

Emma García: “Para lanzar a 49 metros se alinearon los planetas. Fue el lanzamiento, con mayúsculas”

Mucha gente dirá que lo que ha conseguido esta temporada la discóbola Emma García es un hecho totalmente inesperado

Mucha gente dirá que lo que ha conseguido esta temporada la discóbola Emma García es un hecho totalmente inesperado. Se equivocan rotundamente. Detrás de la medalla de bronce lograda en el Campeonato de España de Atletismo Absoluto y del metal dorado obtenido en el nacional Sub23 hay muchísimas horas de trabajo, constancia y sacrificio. Esta joven tacorontera se ha subido al olimpo del atletismo nacional con un sorprendente lanzamiento de 49.74 metros. Una marca que la catapultó de la octava plaza a la tercera y con la que firma el nuevo récord de Canarias Sub23, fijado en 1997 por Ascensión Rodríguez (48,42 metros). La atleta Sub23 de primer año llegaba al polideportivo municipal Juan de la Cierva, en Getafe, siendo oro en el Nacional de su categoría, pero con la séptima marca en la previa (45.93 metros). El gran objetivo de Emma y de su entrenador, el mítico Germán Millán, era posicionarse entre las ocho mejores y hacia ese destino andaban, hasta que llegó el último lanzamiento. Como ella dice, en ese momento se alinearon los planetas y lanzó el artefacto más lejos que nunca. Una hazaña que ha sorprendido a todos los aficionados del atletismo nacional, que no escribían su nombre en las quinielas.


¿Porqué la elección de convertirte en lanzadora de disco?
“Yo en el colegio practicaba gimnasia rítmica y un día la profesora faltó. A escondidas y con una aqmiga, nos fuimos al entrenamiento de atletismo y estaban practicando lanzamiento de disco. Ese mismo día el profesor me invitó a los Juegos Escolares que eran el fin de semana y me apunté al lanzamiento. Creo que lancé el disco a 11 metros, nada más. Al año siguiente ya me apunté a atletismo de actividad extraescolar en el colegio. Ahí tenía 12 años y ahora tengo 19. Desde entonces estoy con el disco. En la temporada 2015/2016 hice mi primera ficha federativa. Ese año empecé con 20 metros y acabé logrando hacer 38,99 metros, que es el actual récord de Canarias de edad cadete. Con esa marca acabé tercera de España en mi primer año federada. O sea, que siempre he estado hecha para este deporte”.


¿Cómo ha sido la preparación esta temporada para lograr unas marcas que eran inimaginables antes de empezar?
“Ha sido dura. Tuve una lesión en diciembre practicando press de banca. Se me salió el hombro izquierdo y eso me ha impedido hacer algunos ejercicios que son importantes. He tenido que fortalecer mucho la zona para que no me diera más problemas. De resto, entreno de lunes a sábado cuatro horas. Llego al CIAT sobre las cinco de la tarde y nos tienen que echar de la pista sobre las nueve y media. Además este año tuve el último año del Ciclo Superior de Prótesis Dental, del que me acabo de graduar con una nota de 9,92. El ciclo era por la tarde, por lo que me coincidió con los horarios. Tuve que pedir permiso en el centro para no faltar a los entrenos y la verdad es que no he fallado nunca. Lo peor fueron las prácticas, que fuerond e marzo a junio, porque trabajaba ocho horas y luego al entreno. Pero lo importante es que se sacó y en septiembre espero encontrar trabajo”.


49.74 metros en el último lanzamiento en el Campeonato de España Absoluto. ¡Menudo disparate!
“Totalmente. Ya el oro del Sub23 era un premiazo y fue mi primer campeonato absoluto. Con estar entre las ocho mejores era un regalo inmenso. Llegué a la final siendo séptima y dije en ese momento: “hasta aquí”. En el cuarto lanzamiento me puse sexta y en el último me puse tercera logrando marca personal por casi cuatro metros. Un verdadero disparate. Yo sabía que estaba para hacer marca personal con 46 o 47 metros, pero no para llegar a 49 metros. Yo digo que es el lanzamiento, con mayúsculas”.


¿Qué sensaciones tuviste antes de lanzar? ¿Qué se te pasa por la cabeza?
“El cuarto lanzamiento fue el que me permitió subir al sexto puesto, pero el quinto fue nulo. Me aceleré mucho de la emoción. Germán, mi preparador, me paró y me tranquilizó. Me dijo que me tenía que serenar y hacer lo que habíamos entrenado. Se juntó todo lo que tenía que juntarse, como cuando se alinean los planetas, para hacer ese lanzamiento. Me limité a reproducir lo que habíamos entrenado y salió. Yo ni siquiera tengo recuerdos de cómo lo hice. De hecho yo pensé que había hecho 45 metros porque en el césped había dos líneas, la de 45 y la de 50. Yo pensé que había caído en la de 45 y me quedé contenta porque había lanzado sobre mi marca. Pero cuando vi que el electrónico marcaba 49 metrosno me lo creía. Tuve que mirarlo varias veces para darme cuenta y ya en esos momento me fui a por Germán y me eché a llorar”.


Hay que explicar que ya a este nivel, arañar un metro o medio metro es consecuencia de mucho trabajo y constancia.
“Es verdad. Este año salté de 41 a 45 metros y eso ya suponía una evolución importante. Mi meta era estar en 46 o 47 metros y me encontraba bien , tanto en lo físico como en lo técnico para estar en esa marca, pero impensable llegar a los 49. Esta temporada era impensable llegar a esa marca”.


Lo mejor de todo es que con 19 años, el techo de Emma está aún altísimo.
“Lo primero de todo es volver a lanzar 49. Todo el mundo se piensa que por lanzar 49, mañana ya puedo lanzar 50. Y no es así. Hay un plazo de adaptación. Tendré que estar meses, un año o, incluso, dos años, para que vuelva a lanzar 49. Soy consciente de que para volver a lograr esa marca, tengo que entrenar muchísimo. El que he dado es un salto muy grande. Este año me queda por delante el Campeonato de España por Federaciones Autonómica y el Encuentro Internacional Portugal-España, y con eso ya termino. En esas pruebas no pretendo lanzar 49. Es que no se puede focalizar el entreno pretendiendo conseguir una marca. Es cuestión de acumular trabajo, sumar kilos y lanzamientos entrenando. No hay fórmula secreta. Tengo 19 años y una capacidad de mejora bastante amplia”.


Usted y Yasiel Sotero representan al nuevo atletismo canario que está surgiendo. Hay cantera y eso es una gran noticia.
“Es así. En cuanto al lanzamiento de disco, esto siempre ha sido una tierra de buenos lanzadores. Antes de nosotros estaba Mario (Pestano) y ahora somos son Sub 23 de primer año los que estamos despuntando. Es buena noticia. Además, el equipo femenino del Tenerife CajaCanarias es bastante joven y promete mucho. Esta es mi tercera temporada en el club y veo ahora que tenemos varias sub 18 y sub 20 que ya están dejando buenas marcas. Creo que el equipo se está renovando y tiene futuro”.


Ya me ha contado que ha sacado un Ciclo Superior y que espera trabajar en breve. Del deporte hoy en día no se vive. O eso dicen.
“Es verdad. La gente que vive del deporte se puede contar con los dedos de una mano. Es impensable que yo pueda vivir de esto. Tendría que mejorar muchísimo para vivir del atletismo. Y es una pena, porque para las horas que le echamos en la pista, no es rentable. Además supone un enorme sacrificio, ya que no puedes hacer muchas cosas. Sacrificas hasta amistades que no entienden que entrenes a diario y que no salgas casi de la rutina. Pero es que para mí es primordial el deporte y el que no lo entienda así, no puedo hacer nada”.

TE RECOMENDAMOS