Cultura

Snarky Puppy agota las entradas para su concierto en el Auditorio de Tenerife

La formación estadounidense presentará el jueves, dentro del Canarias Jazz & Más, los temas de su álbum 'Immigrance'

La formación estadounidense Snarky Puppy. / DA

El Auditorio de Tenerife ha programado para este jueves, a partir de las 20.00 horas, una nueva cita del XXX Festival Internacional Canarias Jazz y Más. En esta ocasión, protagonizada por la formación estadounidense Snarky Puppy, que ya ha logrado agotar las entradas puestas a la venta. Este mismo concierto se interpretará el próximo sábado en el Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria (19.00 horas).

Snarky Puppy es un colectivo de hasta 25 miembros en rotación regular. La banda representa en buena medida la convergencia de la cultura musical estadounidense, pero más que la diversidad cultural de sus integrantes, la característica definitoria de su música es su capacidad para crecer creativamente. La banda fue formada por el bajista y compositor principal Michael League en 2003. Tras una década de incesantes giras y grabaciones, el colectivo surgido en Texas se encontró de repente considerado, tanto por la crítica especializada como por el público, una de las principales referencias en el mundo del jazz contemporáneo. En su cita con las Islas, Snarky Puppy presentará los temas de su disco Immigrance (GroundUP Music).

UNIÓN DE CULTURAS

“La idea aquí es que todo esté siempre en movimiento y que todos estemos en un constante estado de inmigración”, explica el bajista y compositor Michael League. Obviamente, el título del álbum no está exento de matices políticos, pero Immigrance no tiene como objetivo criticar ni ser condescendiente; es un testimonio musical de lo que la humanidad puede lograr cuando las culturas se unen sin miedo.

El componente rítmico del álbum se basa en una estrategia innovadora: los bateristas Jamison Ross, Jason JT Thomas y Larnell Lewis comparten secciones de cada tema, sin superposición. Immigrance es un proyecto de estudio y cuenta con la mayoría de los mismos músicos. Y aunque comparte la maestría musical y el espíritu dinámico y cinético del proyecto, también es más crudo y temperamental que su predecesor. Varias de las composiciones ponen un nuevo énfasis en ofrecer un impacto más simple y aerodinámico.

En Immigrance, Snarky Puppy practica en esencia lo que predica todo el tiempo. La banda en sí es una representación de lo que trata de expresar musicalmente, explica League: “Que personas de diferentes lugares pueden aportar sus diversas fortalezas y experiencias, y lo hermoso y cohesionado que eso puede ser”.