sociedad

El lomo retirado esta semana del supermercado se vendió en Canarias

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria ha pedido que no se consuma
Alerta alimentaria en España: retiran este lomo curado del 'súper' y piden que no se consuma. iStock (El Español)
Alerta alimentaria en España: retiran este lomo curado del ‘súper’ y piden que no se consuma. iStock (El Español)

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) ha emitido una nueva alerta en la que advierte de la presencia de proteínas de leche no declarada en el etiquetado del lomo curado de la marca Beher. La pasada semana, la misma agencia publicó otra alerta debido a la presencia también de leche no declarada, aunque esta vez en unas alitas de pollo. 

La Aesan tuvo conocimiento de este incidente después de que las autoridades sanitarias de Castilla y León lo notificaran a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (Sciri). Una advertencia que afecta a todos los lotes de todas las presentaciones del lomo curado Beher en las que no se indique la presencia de proteína de leche en el etiquetado.

Como indica la Agencia en un comunicado, el producto se había distribuido por diferentes países, y en España a varias comunidades: Andalucía, Aragón, Asturias, Islas Baleares, Canarias, Cataluña, Ceuta, Castilla-La Mancha, Cantabria, Castilla y León, País Vasco, Galicia, Madrid, Murcia, Navarra, La Rioja y C. Valenciana.

Desde la Aesan aseguran que esta información ya ha sido trasladada a las autoridades competentes de las comunidades autónomas a través del SCIRI y a los Servicios de la Comisión Europea a través de la Red de Alerta Alimentaria europea (RASFF), con el objeto de que se verifique la retirada de los productos afectados de los canales de comercialización.

En el comunicado, la Agencia advierte: “Como medida de precaución, se recomienda a las personas alérgicas a proteínas de la leche que pudieran tener el producto anteriormente mencionado en sus hogares que se abstengan de consumirlo”.

La inclusión de este ingrediente no declarado no comporta ningún riesgo para la población, no así para los alérgicos a la proteína de la leche. Si estas personas consumen este ingrediente, los síntomas que pueden presentar van desde sibilancias hasta vómitos, ronchas o problemas digestivos.

TE RECOMENDAMOS