cd tenerife

Rugen de nuevo las gradas del Heliodoro casi año y medio después

Los blanquiazules empatan a cero con el Sporting de Gijón
Sipcic lucha por un balón con un jugador del Sporting FRAN PALLERO

Una lástima los dos puntos que se escaparon del Heliodoro Rodríguez López con un CD Tenerife que en la primera parte estuvo perdido y dominado territorialmente por el Sporting, pero que en la segunda parte, con el apoyo de nuevo de sus aficionados estuvo muy cerca de llevarse los tres puntos. Al final un empate sin goles (0-0) que no es un mal resultado tras el triunfo en la primera jornada en Fuenlabrada.


Ramis no pudo repetir el mismo equipo, ya que el capitán Aitor Sanz se cayó del once inicial por una lesión en el bíceps femoral que lo tendrá apartado de los terrenos de juego por espacio de un mes.

Las novedades fueron las entradas de Sergio González en lugar de Aitor y de Álex Corredera en detrimento de Nono que ocupó plaza en el banquillo.


El juego del Tenerife fue tan pobre en la primera mitad que lo más destacado llegó en el minuto 10 de partido con la ovación y gritos de Suso, Suso, Suso, que le dedicó la afición a la leyenda blanquiazul. El exjugador del CD Tenerife agradeció desde el palco el gesto de los aficionados.

El afán inicial tinerfeño de agradar en su primera aparición ante sus aficionados le ocasionó ciertas impresiones, al contrario que su rival asturiano, que con un mayor aplomo y seguridad en sus desplazamientos ejerció un mayor control territorial.


Solo destacar por parte blanquiazul un cabezazo a bocajarro

de Nikola Sipcic, en el minuto 12, que rechazó el cancerbero visitante con su cuerpo.
En el minuto 30, Álex Bermejo cabeceó dentro del área, pero por muy encima de la portería tras un pase del francés Jérémy Mellot.
También mencionar en el 35’ un lanzamiento de Míchel Herrero, tras asistencia de Álex Corredera, que detuvo Diego Mariño.
Esas fueron las mejores ocasiones del representativo en la primera parte, que distó mucho del equipo bien posicionado en el Fernando Torres frente al Fuenlabrada.

Mejor el Sporting
Mientras, los asturianos se acercaron con peligro en el minuto 18 con un disparo de Gaspar Campos desde fuera del área que rechazó Juan Soriano y Djuka no llegó por poco al remate.
Pero el Sporting gozaría de la mejor ocasión de la primera parte, minuto 39, en botas de su goleador Djuka. Un despiste de la defensa blanquiazul propició que un saque de banda del rival dejara solo al delantero serbio ante Juan Soriano, pero su disparo salió alto cuando ya se cantaba el 0-1. Menos mal porque a Djuka se le suele dar muy bien el CD Tenerife desde que milita en el Sporting.
El equipo de Ramis acusó el escaso fútbol que generó la sala de máquinas, con Míchel Herrero y Sergio González, más dedicados a labores de contención. Álex Corredera, el héroe de Fuenlabrada, era el único que intentaba hilvanar alguna jugada con Shashoua, Bermejo y Elady perdidos ante el mayor poderío físico de la defensa asturiana. Con el empate inicial se llegó al descanso.
Luis Miguel Ramis tendría que cambiar algo en su equipo porque el Sporting había acabado mejor la primera parte, con más hechuras de equipo y mejor colocado sobre el terreno de juego.

Cambia el decorado
Los primeros minutos de la segunda parte siguieron con la misma tónica de la primera parte con un Sporting mejor situado sobre el terreno de juego y con un mayor dominio territorial.
Pero lo que son las cosas del fútbol, un disparo de Álex Corredera en el minuto 55 al borde del área fue detenido por Mariño. Un minuto más tarde, una gran acción individual de Álex Bermejo dentro del área la culmina con un disparo cruzado que rechazó el cancerbero visitante con las manos.
El incondicional apoyo de la afición blanquiazul, que volvía 17 meses después y 531 días del último partido que se jugó con público en el Estadio, encorajinó a los jugadores de Ramis que se fueron a por un rival que empezó notar cansancio físico. El Sporting nada tenía que ver con el de la primera parte y se sucedieron las ocasiones para poner el 1-0 en el marcador.
Sam Shashoua, que no estaba en la mejor versión de la pretemporada donde fue el jugador más destacado de la plantilla, se sacó un disparo a la media vuelta dentro del área en el minuto 63 que acabó con el balón golpeando el poste. De haber ajustado más el disparo hubiese sido gol seguro porque Mariño no llegaba. Una lástima.
Un minuto después llegaban los dos primeros cambios por parte de Luis Miguel Ramis entrando Nono y el canterano Ethyan González en lugar de Sergio González y Álex Bermejo.
Buenos minutos los que jugó el joven delantero blanquiazul, que luchó por todos los balones, aunque no disfrutó de ocasiones para estrenarse en lo que mejor sabe hacer: meter goles. Por su parte, Nono estuvo más discreto.
Más cambios llegaron en el CD Tenerife con las entradas Álex Muñoz y de Rubén Díez, que apenas con tres entrenamientos gozó de 15 minutos, aunque pasó totalmente desapercibido.
La mejor ocasión blanquiazul llegó en el minuto 78 con un soberbio disparo de Álex Corredera ajustado al palo que despejó con la llama de los dedos Mariño, y cuyo rechace fue recogido por Álex Muñoz que con un gran lanzamiento envío el balón al larguero.
Ramis realizó el último cambio con la entrada de Shaq Moore en lugar de un extenuado Jérémy Mellot en el minuto 86.
El cansancio pasó factura en los últimos minutos a ambos conjuntos que daban por bueno el empate y un punto para cada uno tras los tres logrados en la primera jornada.
En resumidas cuentas, el equipo de Ramis cuajó una primera parte decepcionante en la que se pudo ir con desventaja en el marcador si Djuka no perdona una clara ocasión de gol.
En la segunda parte se vio a otro Tenerife más volcado sobre el área asturiana y que estuvo muy cerca de sumar los tres puntos si no se hubiese topado con los palos y un gran guardameta como es Diego Mariño, de lo mejor de la categoría de plata.
Cabe destacar la actuación de la afición del CD Tenerife que empujó en volandas a los suyos que estuvieron muy cerca de desnivelar el marcador.
Tres puntos de seis posibles es la cosecha de un Tenerife que intentará en los ocho días que restan para que se cierre el mercado completar la plantilla con la llegada de uno o dos jugadores. Un delantero seguro que llegará y podría llegar otro futbolista para el mediocampo tras las lesiones de Javi Alonso y de Aitor Sanz.
El representativo juega el próximo sábado, a partir de las 18.30 horas en el Carlos Tartiere frente al Real Oviedo.

TE RECOMENDAMOS