internacional

“La situación es dramática”: un seísmo de 7,2 grados sacude Haití

Considerado el país más pobre del hemisferio occidental, la nación vive con el impacto del catastrófico terremoto de 2010 que dejó unas 200.000 personas muertas
Seísmo de 7,2 en Haití
Seísmo de 7,2 en Haití. / JCOM Haití

Al menos cinco personas han muerto, entre ellas dos niños, y varias han resultado heridas en las localidades haitianas de Aquin y Nippes como resultado del terremoto de magnitud preliminar 7,2 registrado este sábado en el oeste del país, y que ha causado una gran destrucción en las zonas próximas al epicentro.

Cuatro de los fallecidos han sido identificados en Aquin, entre ellos los dos niños, de siete y nueve años de edad, según han confirmado las fuentes del medio ‘Gazette Haiti’.

El quinto fallecido ha sido identificado en Nippes, según ha explicado al mismo medio el coordinador local de protección civil, Fidel Nicolás, en medio de la destrucción reinante en las zonas del suroeste del país, a la espera de la primera evaluación oficial del terremoto.

El seísmo ha sido registrado a las 08.29 (las 14.29, hora peninsular española), a unos 12 kilómetros de la localidad de Saint-Louis du Sud, y con un hipocentro a 10 kilómetros de profundidad, de acuerdo con el informe del USGS, que ha emitido una alerta roja ante la posibilidad de que el seísmo haya dejado un gran número de víctimas.

Minutos después se ha registrado una réplica de magnitud 5,2 a 17 kilómetros de la localidad de Chantal, de nuevo con un hipocentro a 10 kilómetros de profundidad.

Según ‘Gazette Haiti’, el seísmo se ha percibido en la capital, Puerto Príncipe, durante varios segundos. La ciudad se encuentra a unos 130 kilómetros del epicentro del terremoto.

La destrucción ha sido particularmente notoria en la zona de Les Cayes, donde se han derrumbado los hoteles de Le Manguier y Petit pas Hotel, según informa el diario haitiano ‘Le Nouvelliste’.

Uno de los principales hospitales de la zona, el Saint-Antoine de Jérémie, está ahora mismo colapsado de pacientes, y necesita refuerzos y medicinas para la atención de emergencia, de acuerdo con el medio.

Finalmente, el Servicio de Alerta de Tsunamis del Servicio Meteorológico de Estados Unidos ha dado por cancelado el aviso de fuerte oleaje emitido en los minutos posteriores al seísmo.

Haití, considerado el país más pobre del hemisferio occidental, aún vive con el impacto del catastrófico terremoto de 2010 que dejó unas 200.000 personas muertas. El país también vive un estado de agitación política desde el asesinato en julio del presidente Jovenel Moise.

EL GOBIERNO ACTIVA UNA MOVILIZACIÓN COMPLETA

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, ha dado orden de movilizar por completo “todos los recursos” del Gobierno haitiano para ayudar a las víctimas y apelado a la cooperación de la población para salvar esta nueva tragedia.

“Extiendo mi más sentido pésame a los padres de las víctimas de este violento terremoto que provocó varias pérdidas de vidas humanas y materiales en varios departamentos geográficos del país”, ha indicado el mandatario.

Henry ha confirmado que la mayor parte de los daños se han concentrado en el suroeste del país, concretamente en los departamentos del Sur, Grand’Anse y Nippes. Es a esa región donde Henry ha declarado que tiene intención de viajar en las próximas horas “para evaluar la situación en su conjunto”.

“Quiero hacer un llamamiento al espíritu de solidaridad y compromiso de todos los haitianos, para unirnos frente a esta dramática situación que vivimos actualmente. La unión hace la fuerza”, ha hecho saber en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

TE RECOMENDAMOS