tenerife

La última moda “ambientalista”: pícnics en espacios protegidos

Han surgido empresas dedicadas a montar citas con brunch, almuerzos o meriendas en playas y montes públicos de las Islas; los ecologistas dudan de su legalidad
Un picnic, muy elegante, en plena playa de Fuerteventura / DA

Legal o no, alegal o no, lo cierto es que a través de las redes sociales han surgido empresas que ofertan brunch, almuerzos y meriendas en espacios naturales públicos de las Islas, mucho de ellos en pleno paisaje protegido, como se ha podido observar en el mismísimo Parque Nacional del Teide.

Ecologistas, a título individual, ya han advertido del daño que esta actividad puede suponer en playas y montes de Tenerife, por mucho que en los videos de promoción de las empresas que se dedican a ello expongan una batida de limpieza tras la actividad, que va desde la colocación de mesas y sillas, a cojines, chill out, mantelería y hasta velas, tratando de dibujar un ambiente primordialmente romántico -ha habido hasta pedidas de mano-, ya sea a las orillas de la playa (El Camisón, sobre el césped, o en Playa Jardín, sobre la arena) o en el monte, como se puede apreciar en varios miradores cercanos a Las Cañadas del Teide. Pero no solo en Tenerife, esta nueva moda también se ha extendido, que se sepa, a Fuerteventura y Gran Canaria.

Que se sepa, la normativa para utilizar espacios públicos para sacar réditos económicos, como grabar un spot publicitario o una película, utilizar drones o vídeos, requiere de un permiso especial del Cabildo, mientras si se trata de playas, este permiso o concesión tiene que se concedido por Costas, como si usted quiere montar un autobar, por ejemplo.

Imagen captada la semana pasada en Playa Jardín, Puerto de la Cruz / DA

Según relata la página de Instagram de una empresa montada por dos jóvenes de origen ruso, residentes en el sur de Tenerife, los espacios que ocupan “están apartados” siempre con “vistas al Teide o Los Gigantes” y durante dos horas “los clientes no tienen que preocuparse de nada, solo degustar la comida, con productos canarios, y disfrutar de las espectaculares vistas”, mientras ellas son las encargadas de montar el ambiente acogedor y recogerlo todo, faltaría más.

TE RECOMENDAMOS