sucesos

Nueva estafa en Canarias: cobraban por villas turísticas que no eran suyas

Más de una treintena de afectados llegaron a pagar de antemano, bien por transferencia bancaria o a través del móvil, por alojamientos que nunca llegaron a usar
Nueva estafa en Canarias: cobraban por villas turísticas que no eran suyas. Guardia Civil
Nueva estafa en Canarias: cobraban por villas turísticas que no eran suyas. Guardia Civil

Dos mujeres de 42 y 63 años han sido detenidas acusadas de estafar unos 29.000 euros cobrando por el alquiler vacacional de villas de Fuerteventura con las que en realidad no tenían relación alguna, según ha informado este lunes la Guardia Civil.

Más de una treintena de afectados llegaron a pagar de antemano, bien por transferencia bancaria o a través del móvil, por alojamientos que nunca llegaron a usar porque eran propiedad de empresas ajenas que las estafadoras anunciaban como suyas rescatando fotos que usaban sin derecho para publicitar sus ficticios servicios, se explica en un comunicado de su Comandancia de Las Palmas.

La cual relata que, “una vez que ejecutaban los pagos, comenzaba la triste realidad para los perjudicados, pues cuando se acercaba el momento de realizar la entrada en las villas, incluso horas antes, era informados por los imputados que las condiciones de su reserva habían sido modificadas”, llegando “hasta quedarse sin hospedaje” y sin poder contactar con la empresa a la que habían pagado, pues no respondían al teléfono.

Denuncias de distintas víctimas llevaron a investigar los hechos a los guardias civiles, que descubrieron que el engaño se prolongó más allá en el caso de algunos afectados a los que les llegaron a asegurar que les devolverían su dinero, enviando para ello hasta falsos comprobantes de transferencias en alguna ocasión, explica.

Y expone que se buscó a los presuntos responsables, detectándose que se trataba de un grupo estructurado cuya cabecilla contaba con numerosos antecedentes por hechos de la misma naturaleza, habiendo sido detenida hasta en seis ocasiones anteriores.

Por ello se procedió a desmantelar el grupo y a detenerla a ella y una colaboradora suya, así como a investigar a un hombre de 38 años como presunto cómplice de las estafas.

La Guardia Civil advierte, además, de que continúa con esta investigación abierta y no descarta nuevas detenciones.

TE PUEDE INTERESAR