erupción en la palma

Las donaciones no paran: la Isla, en el foco nacional e internacional

La joven Thalía explica que, gracias a empresas de transporte y la Policía Nacional, podrán hacer llegar a Canarias lo que recolecten en Madrid
Zapatos donados, ayer, en el polideportivo Severo Rodríguez de Los Llanos, sobre una grada. Danios
Zapatos donados, ayer, en el polideportivo Severo Rodríguez de Los Llanos, sobre una grada. Danios

En el polideportivo Severo Rodríguez de Los Llanos de Aridane ayer no botaban balones de baloncesto. Tampoco se escuchaban los gritos de ningún entrenador ni las zapatillas de los jugadores chillar en su roce con la pista. Las gradas no tenían aficionados; estaban a reventar de calzado de todas las tallas. En los pasillos, las cajas de ropa, alimentos y artículos de hogar se amontonaban. Es el centro neurálgico de las donaciones que, procedentes de distintos lugares de la Península y Canarias, han enviado particulares y empresas a los damnificados por la erupción del volcán de Cumbre Vieja.


Los teléfonos no paran de sonar. Las instituciones públicas han desplegado todos sus recursos para poner orden a lo que se recepciona y, a su vez, canalizar los gestos solidarios de ciudadanos incluso extranjeros. Entrando, a mano derecha, hay unas escaleras. Allí estaba sentada Thalía, una de las jóvenes que lanzó esta semana una campaña para que los residentes en Madrid pudieran colaborar si así lo deseaban. De hecho, ella era quien protagonizaba el vídeo difundido a través de Instagram en el que se explicaba cómo habían organizado las recogidas en varios puntos de la capital del Reino.


Cuenta que, cuando comenzaron a esbozar la idea, sus esfuerzos con algunas empresas de transporte y compañías aéreas parecían no estar dando resultado. Entonces, se le encendió la bombilla: pensó que un buen hilo del que tirar era la compañía que le había hecho la mudanza. Así fue. Se pusieron a disposición sobre la marcha. Las imágenes de la inclemente lava arrasando viviendas a su paso ha tocado la fibra sensible de mucha gente.


El transporte dentro de la Comunidad lo tenían resuelto, solo les faltaba contar con instalaciones para acopiar las donaciones. En este sentido, indica que la Policía Nacional les ha facilitado un almacén en Carabanchel. Y sobre el trayecto aéreo que deberá hacer la mercancía, manifiesta su agradecimiento a la Fundación para la Cooperación Solidaria, que, de la mano de Correos e Iberia, está a punto de resolver esa parte del proceso. “Nos ha ofrecido ayuda logística para organizar la ropa y todo”, recalca.


Su móvil, su email y el Instagram que han creado para comunicar si se crean nuevos enclaves de recogida (@ayudaerupcionlapalma) tienen las bandejas de mensajes llenas. La solidaridad no tiene fronteras; hay ofrecimientos hasta de Estados Unidos. Y el grupo Boluda, afirma, se ha comprometido a desplazar un contenedor desde Cádiz hasta la Isla con lo que se recabe en Andalucía.

TE PUEDE INTERESAR