política

Sí Podemos pide más presión para la reforma eléctrica

La coalición de izquierdas presenta una PNL para que Canarias cree una empresa pública de energía y exija al Estado más contundencia frente a la subida de precios de la luz

Manuel Marrero, portavoz parlamentario de Sí Podemos Canarias. / DA

Sí Podemos Canarias presentará una proposición no de ley en el próximo Pleno ordinario de la Cámara para que el Gobierno canario inste al Estado a tomar medidas para reformar el sistema eléctrico y frenar la escalada de precios de la luz. Así lo explicó ayer el portavoz del grupo parlamentario, Manuel Marrero, que informó de que en la iniciativa se incluye instar al Gobierno central a diseñar una “profunda reforma” del bono social eléctrico y a crear un bono general que incluya el bono gasista. Marrero también pidió la creación de una agencia pública del agua y la energía en las Islas.


“En estos días estamos asistiendo a un pulso democrático y no solo está en juego el precio de la luz, sino también la propiedad de la producción de la energía y la democratización del modelo energético; la democracia en sí misma debido, al chantaje al Gobierno que han hecho las empresas eléctricas”, aseguró Marrero.


Para el portavoz de Sí Podemos Canarias, las reformas deben incluir medidas que favorezcan la transición hacia la descarbonización y unos precios asequibles. Por eso, defienden que “la reducción progresiva del coste de las energías renovables se traslade al precio de la electricidad y se garantice la rentabilidad adecuada y el pleno desarrollo de la expansión de las mismas”.


Sí Podemos Canarias solicita “acabar con la sobrerretribución” (conocida como “beneficios caídos del cielo”) que reciben en el mercado mayorista las eléctricas, un perverso mecanismo por el que las energías más baratas, como la hidráulica o la nuclear, se terminan pagando al precio de las más caras, como el gas.


También solicitan que la comunidad autónoma, con competencias al margen de la normativa estatal, “cree ya una empresa pública de generación, distribución y comercialización de la energía” en las Islas “si de verdad queremos avanzar hacia la soberanía energética”.