tenerife

Vender felicidad en Tenerife por tierra, mar y aire

Jesús Molina dejó una discoteca en Barcelona hace 25 años para gestionar excursiones turísticas desde el sur de la Isla

Llegó hace algo más de 25 años de Barcelona con la idea de pasar una semana de vacaciones y ya lleva los mismos años en Tenerife. Dejó atrás una discoteca y montó una empresa de excursiones turísticas que hoy dispone en el sur de la Isla de 20 puntos de venta. “Yo hacía felices a la gente en la discoteca de Barcelona y ahora les hago felices en Tenerife, tengo todo lo que necesiten para que mis clientes puedan disfrutar de la vida, por aire, tierra y mar”, comenta Jesús Molina, propietario de Excursiones Jesús.

“Llegué a Tenerife para pasar unos días y vi que aquí se trabajaba todo el año y no seis meses como en la discoteca de Barcelona y decidí montar una pequeña oficina de excursiones y ahora estamos a ver si podemos llegar a 20. Creo que lo he hecho bien, porque todo son elogios”, comenta este medio andaluz, medio catalán y ahora medio tinerfeño.

Su trabajo consiste en ser intermediador turístico de unas 50 empresas con los potenciales clientes, ofreciéndoles excursiones de pesca, buceo, helicópteros, bicicletas, quads, coches de alquiler, parques naturales, parques temáticos…, “todo lo que usted desea hacer en Tenerife, lo tenemos”, afirma orgulloso Jesús Molina. “Tenemos tantas excursiones, que a veces no sé ni lo que tenemos”.

Se muestra optimista con la recuperación turística después de la larga pandemia: “Tras 18 meses de un desastre total, llevamos un verano que no hemos parado, gracias a la vacuna, lo que me ha permitido sacar a trabajadores del ERTE y creo que a partir de octubre será mucho mejor aún. Tanto es así que ya hay excursiones que no podemos ofrecer o tienen que reservarse con una semana de antelación, porque hay demasiada demanda y, sobre todo, porque muchas empresas de alquiler de coches, quads o barcos los han vendido y ahora hay muchos menos en el mercado. Ahora es casi imposible conseguir un coche de alquiler y si lo consigues te resulta carísimo”.

Todas las excursiones están garantizadas por un seguro de riesgo, porque “si las empresas no lo garantizan yo no les vendo la actividad”, remarca Jesús Molina, quien en sus 25 años de experiencia señala que no ha tenido ningún accidente grave. “Me han pedido todo tipo de servicios, algunos muy raros, hasta me han dicho, por aquello de llamarme Jesús, que si me compraban un ticket iban al cielo. Yo confío estar allí, pero espero que tarde unos 100 años para recibirnos”.

“La Gomera, los catamaranes para visitar los cetáceos y las motos acuáticas son los servicios más demandados, sobre todo en verano, mientras que en paseos me piden mucho el barranco de Masca y, por supuesto, el Loro Parque y el Siam Park”, señala, mientras confía en que “no se haga el puerto de Fonsalía, porque no deberíamos castigar al enorme rebaño de cetáceos que tenemos en esa zona, deberíamos protegerlos”, aunque entiende que “hay que buscar una solución al puerto de Los Cristianos, porque hay un colapso total. Se deberían ampliar los aparcamientos, porque muchos tenemos que aparcar en la avenida Juan Carlos I”.

El mejor pago para Jesús es que “muchos clientes europeos regresan a la Isla ya casados con hijos y siguen comprándome los mismos tickets. Esa es mi mayor satisfacción”.

TE RECOMENDAMOS