Santa Cruz

El PSOE capitalino solicita un Pleno extraordinario sobre el servicio de escoltas

Los socialistas critican el elevado gasto, que puede superar el medio millón de euros al año, en la protección del alcalde y de Evelyn Alonso

Patricia Hernández es la exalcaldesa de Santa Cruz. | EUROPA PRESS

El PSOE de Santa Cruz anunció ayer que va a solicitar un Pleno extraordinario sobre el servicio municipal de escoltas, que hasta el momento ha supuesto un coste para las arcas municipales de 248.000 euros, “lo que supone que, de aquí a final de año, estemos hablando de más de medio millón de euros”, apuntaba el edil socialista Florentino Guzmán.

El que fuera concejal de Seguridad solicitó la comparecencia de Evelyn Alonso, que ahora ostenta esa responsabilidad, para que explicara los motivos por los que, un año y medio después de su entrada en el equipo de Gobierno, sigue contando con un servicio de escolta que, según Guzmán, es lo que ha duplicado el coste de este servicio. Denunció Guzmán que estos agentes, a pesar de hacer menos horas que un agente en servicio normal, cobran más, acusando a Alonso de usar a estos agentes para que le “lleven las bolsas”.

La concejala de Seguridad insistió en que existe un informe que avala que mantenga la escolta. “He recibido insultos por la calle, gente que se ha acercado a mi casa… Lo que les pido es respeto a mí, pero también a los profesionales a los que ustedes denigran diciendo que su trabajo es llevarme las bolsas”. Añadió que “yo no he solicitado este servicio, y si se decide que no tengo que llevarlo dejaré de hacerlo”. Además, Alonso explicó que existe una denuncia que ha derivado en un juicio y que, cuando se conozca el resultado, entiende que se revaluará su situación. Esa denuncia se produjo una vez que la Policía Nacional identificó a tres personas que habían amenazado a través de las redes sociales a la concejala, con ataques directos a ella y a su hijo, mensajes en los que se les deseaba la muerte.

Sobre el informe de seguridad, la exalcaldesa Patricia Hernández señaló que “en su primer párrafo dice que no hay riesgo en la calle y, a pesar de ello, sigue llevando escolta”. El mismo informe, según pudo comprobar este medio, afirma a continuación que, “en el rastreo de las redes sociales, hemos detectado que, después del 13 de julio, fecha de la moción de censura, la concejala está siendo sometida a una exposición mediática, lo que ha provocado que el riesgo de sufrir algún tipo de agresión, ya sea física o verbal, sea alta”.

Los socialistas denunciaron que en el seguimiento de las redes sociales al que se alude “recogen tuit de ediles del PSOE que expresan una opinión política y los usan para considerarlos una amenaza”, apuntando la posibilidad de que ese uso acabe en los tribunales por persecución política.