La Palma

El volcán despierta con más fuerza y fluye sobre las coladas primigenias

Una nueva ruptura del cono provocó un impresionante desbordamiento de lava que discurre ladera abajo con material de gran tamaño afectando a construcciones que no había dañado previamente

El volcán de La Palma sigue superándose, con desbordamientos de lava, debido a una ruptura del cono principal, nuevos puntos emisores, diversos desprendimientos, una sismicidad en aumento y mayor amplitud de la señal del tremor.

Una nueva ruptura del cono provocó un impresionante desbordamiento de lava y desprendimientos que generaron corrientes de aire, además de densas coladas de lava que discurren ladera abajo con material magmático de gran tamaño. Desde el comienzo de la erupción el pasado 19 de septiembre, se han producido varias rupturas del cono, hecho que los científicos consideran normal en este tipo de procesos. Además, se abrió una nueva boca eruptiva en el flanco del volcán tras producirse el colapso del cono, que dejó expuesta la emisión de una gran fuente de lava en diferentes puntos, especialmente hacia el oeste, ocupando la colada primigenia.

En estos momentos, hay una serie de canales lávicos que están aportando la mayor parte del flujo hacia las coladas primigenias, la uno, que formó el delta lávico, y la cuatro, situada por encima de la Montaña de Todoque. Este mayor aporte de lava está produciendo daños en casas que habían quedado aisladas en islas, sobre todo en Alcalá.

Ese aporte extraordinario de lava también está llegando a las otras dos coladas que se aproximaron al mar, pero no lo suficiente para que avancen en su frente. El resto están bastante frenadas, incluidas la procedente de la boca eruptiva más al sur, que se ha quedado detenida en la zona de Corazoncillo, en Las Manchas, junto a una planta fotovoltaica, y la que alcanzó la zona urbana del barrio de La Laguna.

El director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, señaló que la lava “ha continuado bañando fundamentalmente la superficie de las coladas anteriores, debido a la disposición y la apertura del cono, que ha permitido que se muevan alimentando la colada primigenia”. También “se mueve al norte de la montaña de Todoque, e incluso la colada que está ligeramente más al norte, y que discurre por el sur de la montaña de La Laguna, aunque con menor aporte que las anteriores”. La carretera se abrió al tráfico hacia Puerto Naos y otros barrios para recogida de enseres y limpieza de techos.