Erupción en La Palma

Felipe VI proclama en Tenerife un “compromiso colectivo” para la reconstrucción de La Palma

El Rey preside en la Isla la entrega de la Medalla de Oro de Bellas Artes al Parlamento de Canarias y una cumbre de ministros de Justicia. Reyes Maroto anuncia un plan de turismo específico para La Palma

Felipe VI presidió ayer en Guía de Isora la clausura del I Encuentro de Ministros de Justicia de los Países de Habla Española y Portuguesa y tuvo palabras de aliento para La Palma. Foto: S. Méndez

Los ministros de Justicia de 28 países de habla española y portuguesa aprobaron ayer en Guía de Isora la Declaración de Tenerife, un acuerdo que supone la ampliación de la capacidad de acción en materia judicial a través de la cooperación internacional para “combatir el crimen organizado, acabar con los espacios de impunidad y derribar las barreras para quienes no gozan de igualdad de oportunidades en el acceso a la justicia”.


Así lo manifestó el rey Felipe VI en la clausura del I Encuentro de Ministros de Justicia de los Países de Habla Española y Portuguesa, en el que no pudo estar presente el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, por su asistencia al funeral del padre Feytor Pinto, figura destacada de la Iglesia Católica lusa.


El monarca inició su intervención con un recuerdo para la catástrofe del Valle de Aridane. “En estos momentos tan duros para las Islas Canarias, todo gesto de fraternidad hacia la población de La Palma es profundamente apreciado, y muy en particular este primer encuentro que se celebra precisamente aquí, en Tenerife, en el corazón del Archipiélago canario”. Felipe VI reiteró su “cercanía y cariño” a los ciudadanos de la Isla Bonita y se mostró convencido de que “podrán, con la ayuda y solidaridad de todos, superar estas circunstancias tan difíciles”.


El rey elogió el “eficaz” funcionamiento de las administraciones, servicios e instituciones para hacer frente a la emergencia, atender las necesidades más urgentes y “resolver los problemas de medio y largo plazo que se plantean, para dar un futuro de esperanza a tantas personas y familias que prácticamente lo han perdido todo”.


Además, indicó que “no es causal” que 28 países se hayan reunido en el sur de Tenerife, dado que hispanos y lusos “comparten una misma tradición jurídica” y subrayó la defensa de los principios de vocación universal, “lo que explica nuestro compromiso por la paz a escala internacional, con la defensa de la democracia y el respeto a los derechos humanos, con las normas de Derecho internacional, así como con los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas”.


En ese sentido, destacó la “firme voluntad de luchar contra el crimen organizado, el tráfico de drogas o de seres humanos, de promover el desarrollo económico y de combatir la pobreza”, para lo que considera clave la “cooperación internacional” y la “solidez de los acuerdos alcanzados con mutua lealtad y para beneficio general”.


Tras finalizar su intervención con un “gracias Canarias, gracias Tenerife, muito obrigado”, tomó la palabra el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, que también inició su discurso con un mensaje de agradecimiento por las muestras de solidaridad con La Palma-“un destino seguro”, remarcó-. El jefe del Ejecutivo regional valoró la “iniciativa pionera” de crear una plataforma judicial, que calificó de “avance histórico”, y defendió su labor de “consolidar sociedades más justas y pacíficas” en las que se garantice el acceso universal a la justicia y la tutela efectiva.

retos del siglo XXI


Torres señaló que el Archipiélago es un “excelente” punto de reunión entre continentes para abordar los retos del siglo XXI, entre los que citó el cambio climático, la pandemia sanitaria, el cumplimiento de los derechos humanos o la globalización. Además, subrayó en su intervención la labor de su Gobierno en materia judicial en aspectos como la puesta en marcha de planes de choque para mantener el servicio durante la pandemia, la creación de nuevos juzgados de lo social y lo mercantil y el impulso a la administración digital. En ese sentido, indicó que la pandemia ha supuesto un “punto de inflexión” en la aplicación de la tecnología en las administraciones y así poder “agilizar su funcionamiento y ponerlas en el siglo XXI”.


Por su parte, la ministra de Justicia, Pilar Llop, destacó que el encuentro celebrado en el hotel Abama servirá para “cooperar más y mejor” y anunció que “no se escatimarán esfuerzos” para que la nueva plataforma de justicia sea “cuanto antes” una “realidad visible y eficaz”. Llop insistió en que el foro de Tenerife sirva para poner en común experiencias que fortalezcan “las grandes metas y estructuras de la Justicia” entre los países firmantes de la declaración: “Estado de Derecho, seguridad jurídica e igualdad”.


Por último, la ministra remarcó que la firma del documento supone reforzar los lazos de cooperación a través de la celebración de encuentros periódicos y el intercambio de experiencias, forjando una alianza en materia de Justicia entre Iberoamérica y la Lusofonía. Tras el encuentro, Pilar Llop asistió a las jornadas Función notarial: garantía de libertad e igualdad, organizadas por el Consejo General del Notariado.