erupción en la palma

La vida de los perros atrapados por la lava, pendiente de un trámite burocrático

La Plataforma Leales.org, como organizadora del rescate propuesto y contratadora del servicio de Aerocamaras, ha instado a las autoridades competentes a que cumplan su compromiso
Imágenes obtenidas con la colaboración de las empresas palmeras Volcanic Life y Ticom Soluciones SL.
Imágenes obtenidas con la colaboración de las empresas palmeras Volcanic Life y Ticom Soluciones SL.

Los drones específicamente reformados por la empresa Aerocámaras para intentar rescatar a los perros cercados por la lava en La Palma han realizado una primera prueba “muy exitosa”, pero siguen sin contar con la autorización para el rescate, informó hoy la plataforma animalista Leales.org.

Las autoridades responsables condicionan la autorización del rescate de los canes a una prueba en el lugar en las mismas circunstancias, e incluso con el mismo tamaño y peso de los animales a rescatar, porque siguen sin autorizar el rescate con dron de carga ni de reconocimiento, ha indicado Leales.org.

Si bien la empresa Aerocámaras, especialista en drones y contratada por la Plataforma Leales.org, había propuesto una zona a unos 300 metros del objetivo, las autoridades no lo han aceptado y lo aumentaron a 500 metros.

La Plataforma Leales.org, como organizadora del rescate propuesto y contratadora del servicio prestado por Aerocamaras, ha instado a las autoridades competentes a que cumplan su compromiso a autorizar vuelos de reconocimientos con drones de cámara y también “el ansiado rescate con dron de carga”.

Al respecto, lamenta que los animales sigan respirando “un aire cargado de cenizas tóxicas” y se muestra preocupada por la salud de los perros atrapados en los estanques de Todoque del volcán de La Palma.

Fuentes de la empresa gallega Aerocámaras han indicado a EFE que el rescate se ha demostrado “viable” porque en la primera prueba realizada el dron ha recorrido una distancia de 1.200 metros con una carga de 15,5 kilogramos y ha sobrado el 35 por ciento de batería. Los canes permanecen atrapados en la lava desde la erupción del volcán de Cumbre Vieja, el pasado 19 de septiembre, y para su rescate la firma gallega utilizará drones de carga específicamente preparados para culminar una hazaña pionera en España.

El equipo de rescate, que se desplegó ayer para preparar la evacuación de los animales, había sido autorizado inicialmente para ejecutar la extracción tras exponer su estrategia ante los representantes del Cabildo, de la Unidad Militar de Emergencia (UME) y del Puesto de Mando Avanzado.

El rescate ha sido planificado cuidadosamente por Aerocámaras: los drones comenzarán entregando comida y bebida a los perros, lo que permitirá a los operadores inspeccionar con una cámara de 30 aumentos y otra termográfica la ubicación donde realizarán la extracción mientras habitúan a los animales al ruido y la presencia del dispositivo.

El segundo paso se dará cuando llegue el momento de ejecutar el proceso de evacuación, y para ello la operadora gallega utilizará un dron de carga dotado de un sistema propio de logística adaptado a las características de los animales, junto a otra aeronave de apoyo, con la que el piloto encargado de la operación podrá planificar el vuelo del rescate con seguridad. Utilizarán comida a modo de cebo y, cuando uno de los animales se encuentre sobre el sistema de carga, lo elevarán para extraerlo sobre las coladas.

El proceso de evacuación será individual, perro a perro. La opción de que la UME y el Grupo de Emergencias y Salvamento (GES) realizasen la extracción en helicóptero fue descartada por el elevado riesgo que conllevaría sobrevolar el magma, y el acceso por tierra también fue calificado como inviable debido al cerco de ceniza y lava que los rodea. Por este motivo, las aeronaves no tripuladas (UAS) se convirtieron en la primera (y única opción) de los podencos.

Fuentes de la organización animalista Leales.org han recordado hoy a EFE que la alerta sobre la presencia de animales atrapados por la lava se inició el pasado 7 de octubre, después de que un dron de científicos alemanes detectase la presencia en un estanque de lo que inicialmente se pensó que era un gato, ya que el aparato estaba situado a demasiada altura para determinarlo con precisión. Posteriormente, con otros vuelos de reconocimiento, se constató que se trataba de al menos cuatro perros, previsiblemente podencos, en un estanque al oeste del barrio Paraíso y, posiblemente, más animales en otro al este de Todoque, en los que la colada -la inicial que emanó del volcán- ha frenado su avance.

TE RECOMENDAMOS