erupción la palma

Torres: “Haremos lo humanamente posible, casi lo imposible, para paliar daños”

El presidente canario ha subrayado que no hay síntomas que anuncien que la erupción vaya a finalizar, entre otras cuestiones porque la medición efectuada ayer martes de las emisiones de dióxido de azufre se fue hasta las 7.000 toneladas

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha garantizado este miércoles que su ejecutivo y el resto de administraciones harán “lo humanamente posible, casi lo imposible”, para paliar los daños provocados por la erupción del volcán de La Palma.

Tras asistir a la reunión del comité de dirección del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca), Torres ha subrayado que “podemos pelear contra covid” con las vacunas, “contra los incendios con medios aéreos y terrestres, pero no podemos pelear evitar lava llegue adonde va a llegar”.

“No tenemos ningún mecanismo para que esto cambie. Estamos a merced del volcán”, ha proclamado Torres, quien ha añadido que ésta es una cuestión que “no está en manos del ser humano” y que “cada noche nos acostamos con el deseo de que pare ya”, pero eso “lo decidirá el volcán”.

El presidente canario ha subrayado que no hay síntomas que anuncien que la erupción vaya a finalizar, entre otras cuestiones porque la medición efectuada ayer martes de las emisiones de dióxido de azufre se fue hasta las 7.000 toneladas.

“No podemos hacer previsiones”, ha indicado Torres, pues aunque pueda considerarse técnicamente “estabilizado”, el proceso eruptivo “no está cerca de su final” y existe “la amenaza de que ese poder destructivo aumente en próximos días”.

“Ni estamos cerca del final ni sabemos la rudeza, la crudeza y el daño que provoque… no podemos decir si entrará o no en el casco de La Laguna”, ya sea total o parcialmente o si pasa de largo.

“Ojalá las coladas se dirijan al mar y no causen más daños en zonas habitadas y agrícolas, pero son solo deseos. No podemos hacer nada por reconducir la lava”, ha añadido Torres.

Tras participar en el comité de dirección del Pevolca, Torres se reunirá con los alcaldes de Los Llanos, El Paso y Tazacorte para sondear la disponibilidad de suelo para construir viviendas “de otras características” a los pisos que se están buscando en el mercado como una solución provisional para los damnificados.

Por la mañana estuvo en la oficina de atención a los afectados en Los Llanos, donde un equipo de profesionales está “trabajando a destajo” para validar los informes de vivienda, y tuvo la ocasión de conversar con personas que perdieron sus propiedades la pasada noche, constatando una vez más “la entereza” de la sociedad palmera.

El presidente canario, que además se reunirá con Asprocan y que prevé que “en los próximos días” el agua de las desaladoras empiece a llegar a las fincas que se han quedado sin riego, ha avanzado que probablemente en el Consejo de Gobierno del próximo lunes se apruebe el proyecto de presupuestos de la comunidad para 2022.

En el mismo habrá “una anexo de no menos de 100 millones, ampliable, para lo que sea preciso” en el proceso de reconstrucción de La Palma.

“Esta isla volverá a ser lo que fue. Nuestro ánimo, solidaridad, cairo y empatía con los que están sufriendo”, ha proclamado.

Junto a Torres, el presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata, ha pedido a los afectados por el volcán que “no duden ni un segundo del compromiso” de los responsables de las diferentes administraciones involucradas en esta emergencia volcánica.

Zapata ha garantizado que todos seguirán trabajando de la mano y que habrá “fondos suficientes” para este proceso de reconstrucción.

Según el presidente de La Palma han pasado 31 días desde que el volcán comenzó a erupcionar, pero parece que “han pasado 31 siglos”, aunque en todo este tiempo ha podido constatar que la sociedad de la isla es “más fuerte que el volcán. Y eso no lo olvidaremos nunca”.

TE RECOMENDAMOS