Deportes

Vuelve el derbi de la afición

CD Tenerife y UD Las Palmas juegan hoy el clásico canario más atractivo de la última década con más de 25.000 seguidores en el Estadio de Gran Canaria, 1.500 de ellos blanquiazules


Hay un factor que marca el derbi canario que esta tarde enfrenta a la UD Las Palmas y al CD Tenerife: el regreso de las aficiones. Los que se jugaron durante la pandemia no deberían ni siquiera ser catalogados como derbis, ya que les faltó lo más importante, el colorido de las gradas. Hoy, el Estadio de Gran Canaria acogerá a más de 25.000 seguidores que vibrarán con el enfrentamiento regional más atractivo de la última década.

Mayor aliciente al duelo le proporciona que los dos equipos atraviesen un momento dulce en LaLiga SmartBank. De hecho, se miden el tercer mejor local contra el mejor visitante. Hacía siete años que los dos máximos representativos canarios no medían sus fuerzas situados en puestos de promoción de ascenso. Lo único malo es que llegan en estas circunstancias cuando apenas se ha jugado un cuarto de liga.

Afrontan los visitantes el choque sin el concurso de su principal referencia ofensiva. No viajó en la tarde de ayer con el equipo a Gran Canaria Enric Gallego, quien vuelve a perderse un duelo del equipo blanquiazul por un esguince de tobillo. Esto provocará que los blanquiazules jueguen sin un nueve puro, como pasó ya la semana pasada ante el Amorebieta. Elady volverá a ser el atacante más avanzado del Tenerife. La otra gran novedad estará en el lateral derecho, pues la ausencia por sanción de Mellot genera dudas en Ramis. Moore regresó a tiempo, pero se desconocen sus condiciones físicas. Si el estadounidense no está disponible, ahí estará el canterano David para ocupar su puesto.

Luis Miguel Ramis reservó el pasado fin de semana a varios titulares como Carlos Ruiz, Álex Muñoz o Michel Herrero, quienes, salvo sorpresa, formarán parte del once inicial.

En el bando rival estará disponible Jesé Rodríguez, protagonista en los últimos días por motivos extradeportivos, y, aunque no pudo entrenarse al principio de la semana por molestias musculares, lo ha hecho con normalidad desde el pasado miércoles y apunta a la titularidad.