Icod de los Vinos

El drago de Icod de los Vinos aspira a convertirse en el árbol más bonito de España

Una vecina del municipio presenta la candidatura del arbusto milenario que hasta el momento se sitúa en el tercer puesto con 3.400 votos y anima a los canarios a apoyarla

Situado en Icod de los Vinos, en el parque que lleva su nombre, el Drago Milenario fue declarado monumento nacional el 23 de febrero de 1917.

Un día, por casualidad, Elena Fuentes Salazar, vecina de Icod de los Vinos, escuchó por televisión que un árbol español, en concreto, la carrasca milenaria de Lecina, en la provincia de Huesca, había sido elegido como árbol europeo del año y no dudó en tomar la iniciativa y presentar la solicitud para postular al drago milenario ya que pensó que también tenía posibilidades de conseguir esta distinción.


Lo hizo sin tener en cuenta en las consecuencias, y llegó a pensar, pasado el tiempo, que la petición había quedado olvidada en algún cajón hasta que dos semanas atrás le avisaron que el imponente arbusto, uno de los símbolos más emblemáticos y visitados de Canarias, había sido seleccionado por la organización Bosques Sin Fronteras y aspiraba a convertirse en uno de los diez árboles más bonitos de España. En caso de lograrlo, iba camino a Europa para seguir, por qué no, los mismos pasos que la Carrasca de Lecina.


A toda prisa se lo comunicó al Ayuntamiento, actual dueño del ejemplar, para reunir toda la información que se requería ya que la votación se iniciaba el 21 de octubre, y el alcalde no dudó en brindarle todo su apoyo.
Entre los diez rivales del Drago Milenario se encuentra otro ejemplar canario, el Pino Esrengado, de Arico. A ellos se suman el moral de las tormentas, de La Sequera De Haza (Burgos); el Carballo del Bosque del Banquete de Conxo (Santiago de Compostela); La Sabina de Blancas. Comarca del Jiloca (Teruel), Roble de Los Manaderos, Piedralaves (Ávila); la Encina de Los Perros. Aldea de El Álamo-El Madroño (Sevilla); la Olma de Nuevo Baztan, (Madrid); la Encina Milenaria de Rute, (Córdoba); elTejo de Aranga, Cabrales (Asturias) y El moral de Villoviado (Burgos).


Hasta el momento, el Drago cuenta con 3.400 votos y se encuentra en tercer puesto pero lleva una diferencia importante con el primer y segundo candidato. Por eso, Elena anima a apoyar la candidatura en el enlace https://arboleuropeo.es/votaciones-arbol-del-ano-en-espana-2022/#top. El periodo de votación finaliza el 21 de noviembre y el 27 se dará a conocer el nombre del ganador.


Salir elegido supondría competir a nivel europeo con otros quince países y participar de exposiciones en el Parlamento Europeo, en Bruselas.


El Dracaena draco, su nombre científico, fue declarado monumento nacional el 23 de febrero de 1917, tiene 18 metros de altura, 20 de perímetro y más de 1000 años de historia.


“No es solo el árbol sino lo que representa”, subraya Elena, quien recuerda que durante muchos siglos por debajo de sus ramas pasaban todo tipo de vehículos al haber una carretera y todavía sigue en pie.
Por esta razón, en abril de 2017 la entonces senadora y concejal del PP en el Consistorio Isabel Garcia presentó una propuesta en la Cámara Alta para avanzar en la resolución de la solicitud ante la Unesco y defender la candidatura del drago como patrimonio mundial.