gastronomía

La ‘superverdura’ que tiene cuatro veces más vitamina C que la naranja

Aunque los cítricos como la naranja o la mandarina tienen fama de ser grandes fuentes de vitamina C, otros alimentos las superan en este contenido
Un agricultor con un cajón lleno de verduras. iStock

La época de los catarros ya ha llegado y, con ella, vuelve el interés por los alimentos con vitamina C para combatirlos. Sin embargo, tal y como se explica en este artículo de EL ESPAÑOL, la creencia de que esta vitamina previene el resfriado común es un mito muy extendido en España. Ahora bien, esto no quiere decir que no debamos tomar vitamina C, sino todo lo contrario: se trata de un micronutriente muy saludable. 

Esta vitamina tiene un efecto antioxidante en nuestro organismo, pero además contribuye al buen estado del sistema inmunitario. También es muy importante para que en la digestión se absorba una mayor cantidad de hierro y permite sintetizar correctamente el colágeno. De hecho, la falta de vitamina C en la dieta genera escorbuto, una enfermedad bien conocida por los antiguos marineros que empezaba por una hinchazón de encías y podía terminar en la muerte.

Por eso, el consumo de vitamina C es fundamental para mantener la salud y debe hacerse a diario. Esto se debe a que es una molécula que se disuelve en el agua y, por tanto, el cuerpo la termina expulsando. Lo bueno es que existe una gran variedad de vegetales que contienen esta molécula, pero lo malo es que con el calor cambia de forma y el cuerpo no la absorbe con tanta facilidad. Es decir, si queremos tomar más vitamina C debemos de tomar frutas y verduras frescas, sin cocinar.

Una fuente abundante de vitamina C

Probablemente pienses que los mejores alimentos que puedes tomar para obtenerla son los cítricos. Si bien es cierto que son buenas fuentes de este producto, no son las más abundantes. La naranja, en este sentido, es considerada como el alimento con vitamina C por excelencia y, sin embargo, existen muchos alimentos que la superan en este contenido. En cada 100 gramos de esta fruta podemos encontrar unos 50 miligramos de este compuesto.

En este artículo de EL ESPAÑOL se pueden encontrar hasta nueve alimentos que tienen un contenido más alto en vitamina C que esta fruta típica. Entre ellos, se encuentran otras frutas como la fresa o el kiwi, pero también algunas verduras tan saludables como el brócoli. Sin embargo, si un alimento sorprende por su proporción de vitamina C es el pimiento. Tal y como recoge el perfil de Instagram de Curiosidad alimentaria, esta verdura tiene “cuatro veces más vitamina C que una naranja”.

Esta cuenta sobre alimentación explica que el pimiento rojo, concretamente, tiene unos 190 miligramos de vitamina C por cada 100 gramos. Ahora bien, los pimientos se consumen con más frecuencia después de ser cocinados y, en este proceso, se pierde cierta cantidad de esta molécula. De todas formas, esta verdura puede utilizarse como ingrediente de una ensalada o de un gazpacho y, de esta manera, aporta su máximo potencial de vitamina C.

¿Cuánta necesitas?

La cantidad diaria de vitamina C recomendada varía dependiendo de la etapa de la vida o el estado físico de las personas. Normalmente, oscila entre los 75 y los 90 miligramos diarios en la población adultaLos Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, además, advierten que las personas que fuman deberían tomar 35 miligramos más al día debido a los daños que el humo del tabaco provoca a las células.

De todas formas, esta cifra de vitamina C es una cantidad mínima y no pasa nada si se supera. De hecho, este micronutriente tiene usos muy interesantes para la salud. Uno de ellos es que se trata de un complemento perfecto para los alimentos vegetales que son fuente de hierro como las lentejas o las espinacas —de hecho, estas últimas contienen tanto vitamina C como hierro en su composición—.

Tal y como se explica en este artículo de EL ESPAÑOL, la molécula del hierro de los alimentos vegetales —que es diferente de la que se encuentra en los animales— es más susceptible de ser atacada en el sistema digestivo y, por tanto, que no se pueda absorber en el intestino. La vitamina C ayuda a que esta molécula de origen vegetal llegue hasta el final sin sufrir tantas pérdidas y, por tanto, el cuerpo absorba una mayor cantidad.

TE RECOMENDAMOS