la palma

Una colada avanza por el oeste de la montaña de Todoque afectando a nuevos terrenos

El proceso eruptivo continúa mostrando episodios de incremento y disminución de la actividad estromboliana
Vista del volcán ( Alexandre Diaz / Europa Press 12/10/2021

La colada lávica que se está emplazando por el norte continúa activa con ligeros desbordes en la zona de Tajuya y se dirige hacia el oeste pegada a las lavas anteriores, y la localizada al oeste de Montaña de Todoque continúa ocupando terrenos no afectados previamente. La situación actual de las coladas, así como la inactividad en algunos momentos del día de ayer de todos los centros de emisión fueron algunas de las cuestiones analizadas por el Comité Director del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico de Canarias (PEVOLCA), que estuvo coordinado por el director general de Seguridad y Emergencias, Gustavo Armas.

El proceso eruptivo continúa mostrando episodios de incremento y disminución de la actividad estromboliana, simultaneando fases de explosividad con depósitos piroclásticos con fases efusivas, con emisión de coladas de lava, según se desprende el informe diario del Comité Científico. En base a dicho informe, su portavoz, María José Blanco, explicó que todos los centros de emisión llegaron a estar inactivos en algunos momentos del día de ayer y que desde entonces presentan una actividad muy intermitente. Se han producido varios derrumbes en el interior del cráter que se ha formado en relación a la nueva fisura eruptiva y las lavas están ocupando principalmente superficie sobre coladas anteriores.

Respecto a la evolución de las coladas, el Director Técnico del PEVOLCA, Miguel Ángel Morcuende, señaló que la superficie afectada se estima en unas 1.134 hectáreas, con una anchura máxima de 3.350 metros. Con la ruptura del cono y la apertura de nuevas bocas en la zona norte del cono principal, la nueva colada se mueve dirección oeste-noroeste pegada a la anterior o cabalgando en la preexistente. Se ha bifurcado y hay una parte que discurre por el centro y nutre por tubos lávicos las coladas 5, la 4 y la 7, entre las montañas de La Laguna y Todoque, y otra que va sobre la colada 8.

Esta última presenta un desborde próximo a Tajuya y en dirección a La Laguna, que está siendo monitorizado especialmente por el Plan PEVOLCA, aunque discurre lentamente y durante la noche ha recorrido unos escasos 100 metros, encontrándose a 1 kilómetro de la iglesia de La Laguna. Según los últimos datos del Catastro, se calculan unas 1.548 edificaciones destruidas, aumentando en 64, de las que 1.242 son de uso residencial, 169 de uso agrícola, 69 industrial, 37 ocio y hostelería, 15 de uso público y 16 de otros usos.

Por otra parte, el satélite Copernicus, cifra en aproximadamente 2.860 construcciones afectadas, de las cuales 2.748 destruidas en su totalidad y 112 parcialmente. En cuanto a la superficie de cultivos cubierta por la lava, se estima en 348,86 hectáreas, 8,27 más que el dato anterior. De ellas, 217, son plataneras; 61,2 viñas y más de 26 aguacates. A estas cifras hay que añadir la superficie aislada por las coladas que se está calculando, y la que está cubierta por cenizas, que se calcula en aproximadamente 412 hectáreas de plataneras, 128 de viñas y 84 de aguacates.

El Comité Director ha insistido hoy en las recomendaciones de Protección Civil para los visitantes que se acerquen a las zonas próximas al volcán, para que extremen la precaución y lleven siempre chalecos reflectantes. Además, se insta a visitantes y residentes no bajar la guardia frente al coronavirus y mantener las medidas de protección establecidas por las autoridades sanitarias, como la utilización de mascarillas, lavado de manos y distancia interpersonal.

En la zona restringida, los datos observados en la medición de gases nocivos para la salud impidieron ayer el acceso por el sur para regantes y trabajadores, debido a la orientación del penacho volcánico. En el día de hoy se ha permitido con precaución el acceso a la zona de Jedey, al mejorar la situación.

En este sentido, ayer se celebró una reunión del PEVOLCA en el Polideportivo Camilo León de Los Llanos de Aridane para explicar a la ciudadanía cómo se realizan las mediciones de gases en las zonas de exclusión y evacuación, el plan de limpieza de cenizas en las áreas afectadas por la erupción de La Palma, así como otras dudas en la gestión de la emergencia trasladadas por los vecinos y vecinas afectados.

A esta reunión asistió el director técnico del PEVOLCA, Miguel Ángel Morcuende, acompañado por representantes de los grupos operativos de la emergencia (Guardia Civil, Unidad Militar de Emergencias, Cuerpo General de la Policía Canaria, Policía Nacional y CECOPIN La Palma); la directora del Puesto de Mando Avanzado, Marta Moreno; la consejera de Emergencias del Cabildo de La Palma, Nieves Rosa Arroyo; el alcalde de El Paso, Sergio Rodríguez; la alcaldesa de Los Llanos de Aridane, Noelia García; el responsable de la Oficina de Atención a los Afectados por el Volcán de La Palma, Sergio Matos; así como representantes del Comité Científico, quienes respondieron las dudas de las personas asistentes en una charla que se emitió en directo por las redes sociales del Cabildo de La Palma. El número de albergados en centros hoteleros ha aumentado en 9 personas hasta las 537. Del total, 426 se hospedan en el hotel Princess de Fuencaliente y 71 en el hotel Valle de Aridane de Los Llanos de Aridane y 40 en el hotel H10 Taburiente Playa en Los Cancajos, Breña Baja. Además, hay 43 personas dependientes atendidas en centros sociosanitarios insulares.

TE RECOMENDAMOS