tribuna

9.098 millones para los servicios públicos y la recuperación

Canarias dispondrá en 2022 de unos Presupuestos que ascienden a 9.098 millones de euros, 624 millones más, lo que supone un crecimiento del 7,3% respecto a los de 2021, sin tocar los impuestos y reduciendo el capital y los intereses de la deuda de la comunidad Canaria

Canarias dispondrá en 2022 de unos Presupuestos que ascienden a 9.098 millones de euros, 624 millones más, lo que supone un crecimiento del 7,3% respecto a los de 2021, sin tocar los impuestos y reduciendo el capital y los intereses de la deuda de la comunidad Canaria. Unas cuentas públicas expansivas, prudentes, más fundamentales que nunca, y destinadas a garantizar el funcionamiento de los servicios públicos y el fortalecimiento del Estado del Bienestar, apoyar la recuperación económica y afrontar la transición ecológica y la transformación digital. Las cuentas reservan 100 millones de euros, una partida ampliable, para atender las tareas de recuperación de la isla de La Palma.

Son los terceros presupuestos que saca adelante el Pacto de Progreso, en este caso con los votos de los cuatro grupos que lo apoyan (PSOE, Nueva Canarias, Sí Podemos y ASG) y la abstención de Ciudadanos. Estas cuentas públicas anticíclicas, como los de 2020 y 2021, son posibles gracias a la adecuada defensa de los intereses de Canarias en Madrid y en Bruselas. Un ejemplo son los 1.144 millones de euros de 2021 para ayudas directas por la crisis que consiguió Canarias de los 7.000 para todo el Estado, lo que supone la mayor cantidad en valores absolutos de todas las nacionalidades y regiones; y con más autonomía para su gestión, consiguiendo repartir eficientemente la totalidad de esos recursos entre pymes, autónomos y empresas.

De los más de 9.000 millones de ingresos de las cuentas canarias para 2022, el 17% corresponde a los ingresos fiscales propios de nuestra comunidad. Y el 83% procede de transferencias del Estado o de la Unión Europea. Pese a las dificultades de la pandemia vamos a garantizar los ingresos. Hay que recordar que en 2020 captamos 750 millones adicionales más de los presupuestados y que en este 2021 a las previsiones de ingresos iniciales añadimos casi 2.000 más.

La aprobación de los Presupuestos en la Cámara canaria constituye, sin duda, una buena noticia para la estabilidad institucional de las Islas, para su economía y para la ciudadanía canaria. En su elaboración se han considerado las incertidumbres que sigue produciendo la evolución de la pandemia de la COVID-19, la de los precios de las materias primas, los costes de los fletes o la inflación, que pueden condicionar la recuperación económica.

Suelo insistir en la máxima relevancia que tiene la ley de presupuestos para los gobiernos y para el conjunto de la sociedad. Es la que conforma las prioridades del Ejecutivo y la que hace posible el desarrollo de sus políticas en todos los ámbitos. En la educación, en la sanidad o en las políticas de cuidado de las personas. En las inversiones que posibilitan el desarrollo y mantenimiento de las infraestructuras públicas (carreteras, obras hidráulicas, vivienda, centros de salud, colegios…) que, además, dinamizan la economía y colaboran en la generación de empleo. En el importante apoyo destinado a los distintos sectores de la economía canaria: industria, turismo, agricultura…

En este presupuesto los mayores crecimientos cuantitativos se producen en los servicios públicos. Es el caso del Servicio Canario de Salud (SCS), que incrementa sus cuantías en más de 160 millones de euros hasta alcanzar los 3.461 millones. También el del área de Educación, Universidades, Cultura y Deportes, que se sitúa en 2.137 millones, es decir, 158,2 más que en 2021. Estas cuentas públicas posibilitarán que Canarias consolide las 1.700 plazas de profesores contratados para hacer frente a las necesidades añadidas por la COVID en este curso, junto a los 2.400 sanitarios y 700 rastreadores y vacunadores, si bien estos últimos se ajustarán en función de la evolución pandémica.

Respecto al área de derechos sociales, en este presupuesto eleva sus cuentas en 70 millones de euros (13,72%) para colocarse en 580,3 millones. Conjuntamente, los servicios públicos aumentan un 7,49%, ligeramente por encima del crecimiento global de las cuentas canarias para 2022.

Los departamentos de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial (207,8 millones), que aumenta su presupuesto un 34,3%; Agricultura, Ganadería y Pesca (129 millones), que crece un 23,6%, son los que experimentan un mayor crecimiento relativo; le siguen el Servicio Canario de Empleo (332,8), que lo hace en un 20,3%. Vivienda, que recibe 131 millones, 10 más que este año, Industria y Energía (76), aumentando 32, y Cultura y Deportes, que dispondrá de 51, seis más que en el actual ejercicio.

Como ya hemos venido señalando en su período de tramitación, a pesar de que estas cuentas públicas canarias recogen -como es preceptivo- el incremento retributivo del personal al servicio de la Administración, del 2%, el Gobierno de Canarias congelará el sueldo de todos sus altos cargos.

Por otra parte, las inversiones experimentan un significativo impulso y se sitúan en los 1.382 millones de euros -199,3 millones más que este año 2021-, lo que supone un incremento del 16,8%, más del doble de lo que crece globalmente el Presupuesto. Es destacable, igualmente, el crecimiento de las partidas de apoyo a los sectores económicos, que alcanzan los 383,1 millones de euros -85 millones más que en este ejercicio-, un 28,5% de incremento.

La Palma

El Presupuesto de Canarias para 2022 incluye, asimismo, un conjunto de medidas destinadas al apoyo y recuperación de la isla de La Palma en el marco de las competencias que corresponden a la comunidad Canaria. Entre ellas, los 100 millones de euros disponibles y ampliables para dar cobertura a las necesidades de la emergencia volcánica y las tareas de reconstrucción. A ello se suma un paquete de medidas fiscales que beneficiarán a los afectados por el volcán en la cuota autonómica del IRPF de los años 2021 y 2022. Medidas fiscales que se suman a las adoptadas con anterioridad, con la práctica eliminación del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, así como el de Donaciones y Sucesiones, hasta el año 2026. También la aplicación del tipo cero en el IGIC que grava las entregas de vivienda, de terrenos, alquileres y vehículos.

Canarias dispondrá, en definitiva, de unos presupuestos que continuarán combatiendo los efectos de la pandemia y que contribuirán a la recuperación económica y social. En un contexto global en el que la evolución de la COVID-19 seguirá influyendo decididamente en los ámbitos sanitarios y económicos, como está sucediendo en estos momentos en los que varios estados europeos están aplicando duras restricciones a la movilidad de sus ciudadanos y ciudadanas, lo que lastra la recuperación de nuestra principal actividad económica, el turismo. No obstante, la gente de Canarias puede tener la tranquilidad de que nuestros Presupuestos para 2022, como ocurrió en 2020 y en 2021, están garantizados por las transferencias de otras instituciones, y si fuese necesario, excepcionalmente, recurriríamos a la deuda.

Habrá que persistir en la vacunación masiva, no solo en el mundo desarrollado, sino en el conjunto del planeta, por razones de justicia, solidaridad y humanidad, pero también como estrategia esencial para frenar al virus y sus mutaciones, si queremos superar esta grave situación pandémica que ya ha causado más de 5,3 millones de fallecimientos y 280 millones de contagiados en todo el mundo. A su vez, siendo conscientes de que la vacunación por sí sola no es suficiente, lo que aboca a medidas preventivas individuales y colectivas incómodas, pero necesarias por un mínimo de sentido de la responsabilidad y de respeto a la vida y a nuestro propio futuro.

*Vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos del Gobierno de Canarias

TE RECOMENDAMOS