ajedrez

Cuando al CajaCanarias no lo pudo frenar ni la baja de Carlsen

Aunque finalmente no pudo contar con el astro noruego, fichado expresamente para la cita, el club tinerfeño ganó en 2008 un campeonato plagado de estrellas mundiales del Ajedrez
El cinco veces campeón mundial, Magnus Carlsen, durante el reciente match en Dubai. Efe
El cinco veces campeón mundial, Magnus Carlsen, durante el reciente match en Dubai. Efe

Fue en 2008 cuando el Ajedrez tinerfeño logró el mayor éxito de su historia gracias a la victoria del Club de Ajedrez CajaCanarias en el Campeonato de España por equipos celebrado en Granada, un torneo que contaba con un nivel espectacular y cita a la que acudían gran parte de las grandes estrellas planetarias. Lo que no es tan conocido es que, con vistas a las rondas decisivas (semifinal y final), el fenómeno noruego Magnus Carlsen, que acaba de conquistar por quinta vez el cetro mundial tras imponerse en Dubai al ruso Ian Nepomniachtchi por un apabullante 7,5 a 3,5, fue fichado por los tinerfeños, aunque finalmente no jugó por problemas de calendario al coincidir con la final de otro torneo celebrado en Niza.

Esta anécdota, que tuvo su singular continuación dado que el joven nórdico lució el chándal que le envió la entidad financiera tinerfeña en varias ocasiones durante algunos torneos de los años siguientes, reverdece ahora que su gran triunfo sobre el popularmente conocido como Nepo ha consolidado aún más el interés por el deporte de las 64 casillas en todo el mundo, de por sí estimulado ante el auge de este juego en la Red durante la pandemia y, todo hay que decirlo, el enorme éxito de una serie de Netflix, Gambito de Dama.

“Aquel año queríamos ser campeones sí o sí, y la Caja nos respaldó en todo lo que pedimos”, rememoró en su día para DIARIO DE AVISOS el director del Centro de Ajedrez Fundación CajaCanarias, el Gran Maestro Internacional José Luis Fernández, cuyos excelentes contactos a nivel internacional eran la llave para que este tipo de fichajes se hicieran realidad a un coste razonable. “Como el torneo coincidía con el de Cap D’Agde, en Niza, inscribimos tanto a Magnus Carlsen como a Vassily Ivanchuk. Para ello, se le hizo a ambos la ficha, tanto en la federación española como en la canaria y en la tinerfeña. La mala suerte hizo que los dos se disputaran el torneo entre ellos, lo que en principio nos privaba del concurso de los dos”.

Luis Aguirre (de verde) recoge el trofeo como vencedor del Campeonato de España por equipos en 2008. Cedida

En aquella época, Carlsen ya despuntaba muchísimo a sus 17 años de entonces, no en balde había obtenido el título de Gran Maestro cinco años antes, con 12, y se coronó como campeón del mundo ante el indio Viswanathan Anand un lustro después, a los 22 años, 11 meses y 23 días.

Pero estamos en 2008, y por aquel entonces el otro gran fichaje del CajaCanarias para la fase final superaba a Carlsen en puntos ELO, un sistema matemático para medir la fuerza de los ajedrecistas en orden a los resultados que logra cada uno y llamado así por su creador, el húngaro Arpad Elo. Se trataba del citado Ivanchuk, nacido en Ucrania y considerado como un genio del Ajedrez pese a que nunca ganó un mundial y con el perfil del clásico campeón sin corona.

A pesar de ello, en Niza hubo sorpresa y “ganó Carlsen para enorme enfado de Ivanchuk, que se largó de Niza nada más perder la partida y se recorrió parte del litoral mediterráneo en coche para estar en Granada al día siguiente. Llegó a tiempo de jugar con nosotros, lógicamente jugó en el primer tablero e hizo unas tablas con Alexéi Shirov (letón nacionalizado español que ha llegado a figurar como el quinto mejor ajedrecista del mundo) fundamentales para que el CajaCanarias resultara campeón aquel año. La verdad es que la historia es muy bonita y siempre agradeceremos a Ivanchuk el esfuerzo que hizo, porque la verdad es que no le esperábamos de un día para otro”, concluye Fernández.

Fernández: “El nivel deportivo de ‘Nepo’, muy inferior al esperado”

El Gran Maestro y director del Centro de Ajedrez Fundación CajaCanarias, José Luis Fernández, apuntó ayer que el campeón mundial, Magnus Carlsen, ha revalidado su título en “un match donde la preparación psicológica del aspirante o algún problema físico que no se conoce ha hecho que el nivel deportivo de ‘Nepo’ [Ian Nepomniachtchi] haya sido muy inferior a lo esperado”. Pese a lo abultado del marcador, Fernández explica que “en las cinco primeras rondas, Carlsen está con problemas, y en alguna, como la segunda, cerca de la derrota. En la sexta, la partida más larga de los mundiales con 136 jugadas, el aspirante tuvo varios momentos de hacer tablas y, al final, esa derrota, como dijo Magnus, le hizo perder [a Nepo] el control de una forma que será estudiada”. Sobre el error de la partida nueve, “recuerda la segunda partida del Mundial de Reykjavik, donde Fischer se deja un alfil al comer en h2 contra Spassky”, rememora.

TE RECOMENDAMOS