santa cruz

Desalojan a los vecinos del Camino de La Ermita, en el Barrio de La Salud, por riesgo de desprendimiento

Los propietarios de las viviendas del barrio de La Salud que se encuentran bajo el talud abandonaron sus casas en la tarde de ayer
Un agente de Policía precinta las viviendas afectadas. Fran Pallero

Los vecinos de las viviendas, 9, 11 y 13 del Camino de La Ermita, en el barrio de La Salud, en Santa Cruz de Tenerife, fueron desalojados de sus viviendas ayer, sin mostrar oposición, a las siete de la tarde, tras recibir una notificación a mediodía por parte de varios agentes de la Policía Local.


Una orden que en realidad ya estaban esperando hace semanas, después de que los servicios jurídicos de Urbanismo notificaran ante los juzgados la urgente necesidad de que estas personas dejaran sus casas, que, según un informe técnico solicitado por el Ayuntamiento de la capital, se encuentran bajo un talud que presenta un riesgo inminente de desprendimiento. Algo a lo que los vecinos respondieron presentando un recurso, que fue rechazado.


Los afectados ya habían pasado dos noches fuera de sus casas, hace unas semanas, cuando Tenerife, y concretamente Santa Cruz, estuvo en alerta por fuertes lluvias. Sin embargo, contaron ayer a DIARIO DE AVISOS que se sentían “abatidos y apenados”, a pesar del riesgo al que han estado expuestos, por tener que dejar sus casas, por un periodo largo de tiempo.


Uno de los propietarios de estas viviendas, Francisco, de 63 años, contó que estuvo “haciendo varios viajes” con sus pertenencias y las de su familia, hasta que los agentes precintaron la zona, al piso que logró alquilar gracias a la ayuda de Viviendas Municipales. Otros se desplazaron a casa de unos familiares. Y el resto, que tiene una persona mayor a su cargo, pasó la noche en un hotel de la ciudad.


Una situación que para ellos “es muy dura”, aseguran, “sobre todo, en estas fechas de Navidad”, porque tienen niños. Según los vecinos, las obras podrían durar “entre ocho y nueve meses”, aunque creen que “se va a alargar más”. Hace unas semanas, el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Santa Cruz, Carlos Tarife, desveló a DIARIO DE AVISOS que estas viviendas son ilegales, pues se encuentran en suelo rústico y en la ladera del Barranco de Santos. Una situación que Tarife indicó que se pondría en conocimiento del Gobierno de Canarias, el Cabildo de Tenerife y el Consejo Insular de Aguas, para que abrieran un expediente, y estos vecinos pudieran ser realojados en otros inmuebles de la capital, a medio o largo plazo.


Desde un primer momento, la zona con riesgo de desprendimiento fue señalizada para evitar el paso de peatones y el tránsito de vehículos desde el puente peatonal, junto al local de la asociación de vecinos, hasta la estación de bombeo de aguas residuales.


Además, desde hace semanas, los técnicos empezaron con el replanteo del cerramiento del área a asegurar, así como con las primeras mediciones.

TE RECOMENDAMOS