cultura

El Gobierno refuta que ponga freno al estudio y difusión del arte flamenco en Canarias

Un informe externo de Jesús Pérez Morera señala “carencias, errores y confusiones” en el inventario de obras abordado por Marta Pérez de Guzmán, que denunció la situación
Nona Perera, directora general de Patrimonio Cultural. / DA

Ni negligencia ni parálisis ni desinterés. La Viceconsejería de Cultura y Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias, a través de su Dirección General de Patrimonio Cultural, al frente de la cual se halla Nona Perera, desmiente con rotundidad que haya paralizado la investigación y difusión del arte flamenco de los siglos XVI y XVII que se conserva en el Archipiélago.

Para refutar esta y otras afirmaciones, expuestas por Marta Pérez de Guzmán el pasado 12 de diciembre en este diario, en el artículo De la luz a la sombra: el arte flamenco del siglo XVI en Canarias, del que incluso se ha hecho eco el periódico británico The Times, el Ejecutivo regional muestra, en primer lugar, un informe externo al que ha tenido acceso DIARIO DE AVISOS.

Obra del doctor en Historia del Arte Jesús Pérez Morera, profesor titular en el Departamento de Historia del Arte y Filosofía de la Universidad de La Laguna (ULL), en él se evalúa el inventario desarrollado en 2018 y 2019 sobre las obras flamencas existentes en las Islas “firmado por Marta Pérez de Guzmán”.

CONSTANZA NEGRÍN DELGADO

Pérez Morera asevera que, en gran parte, el inventario “es un extracto o resumen (un mal resumen, para ser más exactos) de la obra de la desaparecida profesora e investigadora Constanza Negrín Delgado, que consagró toda su vida al estudio del arte flamenco en Canarias, esfuerzo que rara vez se vio compensado económicamente (al contrario de este catálogo, pagado por el Gobierno de Canarias, que parafrasea sus estudios y sus trabajos de investigación, citados solo en puntuales ocasiones)”.

Además, pone de relieve que a Negrín Delgado “se la omite casi sistemáticamente en las fichas de catálogo”. “Ese olvido de su figura y de su obra -continúa- contrasta, sin embargo, con las menciones a su persona, cuando conviene, en artículos publicados recientemente en la prensa por la autora de este inventario para parapetarse detrás de ella como apoyo a sus comentarios contra el Gobierno de Canarias”. “No se puede apelar a la autoridad de alguien a quien antes se ha arrinconado y obviado”, apostilla Pérez Morera.

A partir de ahí, explica que, al leer el inventario, ha detectado numerosas “carencias, errores y confusiones”. Jesús Pérez Morera aprecia, y luego argumenta en detalle, la “grave ausencia de obras catalogadas”, otras “de dudoso origen flamenco” y otras “sin ningún tipo de referencias”. Del mismo modo, detecta “graves deficiencias historiográficas”, “errores injustificables de catalogación” y la “omisión de datos relevantes para la catalogación”.

La relación de “carencias, errores y confusiones” presentes en el inventario, a juicio de Pérez Morera, continúa con “falta de conocimientos históricos y errores de contextualización”, “falta de concreción cronológica” y también “falta de concreción de centro de origen”. El doctor en Historia del Arte alude, asimismo, a “atribuciones sin razonar”, “graves confusiones, deficiencias e imprecisiones iconográficas”, “descripciones pobres, pueriles e innecesarias”, “falta de unidad de criterio” y “erratas”.

INFORMACIÓN PATRIMONIAL

El Gobierno autonómico informó ayer de que la Viceconsejería de Cultura y Patrimonio Cultural ultima el lanzamiento del Sistema de Información del Patrimonio Cultural de Canarias. Esta nueva herramienta, una gran base de datos digital que se encuentra en su fase de revisión y homologación de textos y fichas, se pondrá a disposición de la ciudadanía, personal investigador y administraciones públicas, expuso el Ejecutivo regional.

El sistema contendrá “toda la información, material gráfico y audiovisual sobre los bienes culturales, que hasta el momento resultaba de difícil acceso debido a su dispersión y heterogeneidad”. “Durante los dos últimos años -indicó el Ejecutivo-, un equipo de la Dirección General de Patrimonio Cultural y el Instituto Canario de Desarrollo Cultural (ICDC) coordinan este ambicioso proyecto”.

El comunicado alude de forma explícita al inventario del arte flamenco elaborado entre 2018 y 2019. Desde el Gobierno precisaron que “sus fichas están siendo revisadas y completadas por personal técnico especializado de este departamento, con el asesoramiento externo de expertos en Historia del Arte, ya que las fichas entregadas requieren de una nueva redacción para su publicación”.

Así las cosas, el inventario se encuentra “en fase de revisión, pues el disponible, cuya segunda y última fase finalizó en 2019 -apuntó Nona Perera en el comunicado-, no solo está incompleto, sino que las fichas cumplimentadas registran vacíos importantes, hecho que aconsejó su revisión y la ampliación de sus estudios”.

GOOGLE ART & CULTURE

Perera detalló que se trabaja con “Google Art & Culture para su difusión, si bien es necesario solventar algunos impedimentos legales, ya que las piezas de esta importante colección pertenecen en su mayoría a la Iglesia o están en manos privadas, pero, una vez solucionado, se firmará el convenio, probablemente antes de finalizar esta anualidad”. La directora general puntualizó que esta colección, “si nos atenemos a lo sucedido con ella durante los últimos años, se corresponde con una de las manifestaciones más y mejor estudiadas del patrimonio cultural canario. Cualquier acción que se vincule debe atenerse a los mínimos de calidad y solvencia académica que exige su interés local e internacional”.

Precisamente, Marta Pérez de Guzmán denunció en su artículo que la “lentitud e inoperatividad” de la Consejería regional de Cultura había provocado que Google desistiera de incluir el inventario en su plataforma y no pudiese mantener “los más de 500.000 euros en recursos directos y los incontables beneficios indirectos que había puesto a nuestra disposición”.

En declaraciones a DIARIO DE AVISOS, Nona Perera replicó ayer las opiniones de Pérez de Guzmán. La directora general aseguró que en agosto de 2019, tras la llegada del nuevo Ejecutivo, asumieron la tarea de revisar, ordenar y ajustar a los parámetros vigentes el contenido que figuraba hasta entonces en la plataforma del sistema de información patrimonial. “Cuando llegamos al inventario del arte flamenco, detectamos carencias muy importantes -recalcó-, como la escasa información que había en cada una de las fichas, lo incompleta que estaba la bibliografía específica, el uso de términos dispares para nombrar una misma cosa… Era, con diferencia, el inventario que mayores lagunas presentaba. Hizo falta que personal especializado, interno y externo, mirase con lupa esta investigación”.

Perera añadió que no les consta, ni han recibido ninguna comunicación en tal sentido, que Google ofreciera una cuantía económica para publicarlo: “Es más, el acuerdo que estamos empeñados en cerrar está exento de aporte económico”.

TE RECOMENDAMOS