erupción la palma

El tremor y la emisión de gases, cada vez más bajo en el volcán de La Palma

María José Blanco ha destacado la importancia de que estos dos parámetros que están a la baja registren una tendencia mantenida en el tiempo

Mientras siga existiendo tremor, que indica el movimiento de fluidos, y la emisión de dióxido de azufre (SO2), que apunta a que hay magma cercano a la superficie, la erupción de La Palma sigue aunque la sismicidad permanezca baja.

Es necesario que estos dos parámetros estén a cero o muy próximo a este valor para dar por concluida la erupción, situación que por el momento no es así en la isla, donde, no obstante, tanto el tremor como el SO2 cada vez están más bajos, ha informado la portavoz científica del Plan de Emergencias por Riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca), María José Blanco.

María José Blanco ha destacado la importancia de que estos dos parámetros que están a la baja registren una tendencia mantenida en el tiempo y ha señalado que sigue saliendo lava que discurre en su primer tramo dentro de un tubo lávico hasta que a través de un jameo sale a la superficie y alcanza la costa.

Lo que preocupa a los científicos no es la emisión de lava sino los gases, que están dificultando el acceso para limpiar de ceniza las viviendas situadas al sur de la emergencia, que se encuentran dentro de la zona evacuada.

El director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, ha señalado que estos problemas ocasionados por los gases no son nuevos, pues esta situación se ha mantenido en las últimas cinco semanas.

TE RECOMENDAMOS