al golpito

La comunicación olvidada

Cada día estoy más convencido de que la comunicación entre las personas se dilata en el tiempo

Cada día estoy más convencido de que la comunicación entre las personas se dilata en el tiempo. Una ausencia de comunicación entre el receptor y el emisor. ¿Quién tiene la culpa de esta gravísima ausencia de comunicación entre las personas? Pues sencillamente la revolución tecnológica, la llamada evolución en el conocimiento a través del ser humano. Con el transcurso del tiempo, he podido observar que en muchos lugares del mundo de la hostelería, bien se llamen restaurantes, casas de comidas, bodegones, tascas o guachinches, donde los comensales no se miran a las caras, concentrando toda su atención en sus respectivos móviles. Sin duda, esos valores humanos se han ido perdiendo de manera vertiginosa con el paso del tiempo. Ni que decir tiene, esta pérdida en la comunicación entre los seres humanos es bastante preocupante, pues el diálogo es algo fundamental, por no decir el principal, para que las personas puedan dilucidar cualquier tema de conversación. Es por ello, que lo que vengo observando desde hace mucho tiempo me preocupa de manera muy especial, pues no en vano la tecnología móvil viene haciendo estragos en los valores humanos.

Por otro lado, y ante un mundo tan desigual, pero revolucionado en la tecnología de la informática, internet, redes sociales, prensa digita y todo aquello que tenga que ver con ese mundo tecnológico, ha motivado que la humanidad se convierta en una especie de robot. Es decir, todo hace indicar que los teléfonos móviles como los ordenadores, son imprescindibles para la comunicación de la humanidad. Así es la llamada evolución del sapiens sapiens dentro del sector de la comunicación tecnológica. Lo triste de todo ello, cuando veo dos personas sentadas en una mesa y ninguno de ellos se miran a las caras, solamente a sus respectivos teléfonos móviles, la comunicación verbal queda ausente, herida y muerta entre las personas. Así es el presente y así será el futuro de una humanidad abocada a las pérdidas de valores tan importante como es la comunicación directa y verbal entre el emisor y receptor. 

Bueno, entiendo que yo solo no puedo arreglar los problemas de la humanidad, pero si puedo exponer mi opinión de lo que veo en este comienzo de siglo XXI y de paso, poner un poquito de mi parte para ayudar  a la realización solidaria en la valoración y recuperación de la comunicación entre las personas. Si entre todos ponemos un poquito de voluntad y valoramos la importancia de la comunicación directa entre los humanos, seguramente recuperaremos ese valor tan importante. Por último, ahora voy comprendiendo muchas cosas. Entre ellas, las separaciones, los malos entendidos, las violencias de géneros y todo un rosario de factores humanos que han determinado que la tecnología móvil haya provocado una gran parte de todo ello. Así pues, sin la comunicación del lenguaje directo entre las personas, ese importante valor que hemos perdido, difícilmente podremos encontrar una respuesta a nuestras necesidades y problemas más elementales en cualquier sociedad del planeta tierra.

TE RECOMENDAMOS