la palma

La de Cumbre Vieja, la actividad volcánica más duradera de La Palma

Es una de las más largas de las registradas en España, aunque muy lejos aún del Timanfaya, en Lanzarote, que en el siglo XVIII se mantuvo 2.055 jornadas: seis años
Una columna de cenizas del volcán de Cumbre Vieja se eleva a gran altura. Aemet

La erupción del volcán de Cumbre Vieja cumplió ayer 85 días de actividad, con lo que se convierte en la más larga de las que se tienen noticias en La Palma y una de las más duraderas de las registradas en España, aunque muy lejos aún del Timanfaya, en Lanzarote, que en el siglo XVIII estuvo activo durante seis años.


Hasta ahora, la más prolongada en La Palma había sido la del volcán Tehuya, que entró en erupción el 19 de mayo de 1585 después de una intensa actividad sísmica que se prolongó durante 84 días y finalizó el 10 de agosto de ese año. La erupción del volcán Timanfaya, la de mayor duración en España que recogen los registros, se mantuvo durante 2.055 días, desde el 1 de septiembre de 1730 hasta el 16 de abril de 1736. En ese tiempo, la actividad volcánica levantó montañas y sepultó 11 municipios. Según datos del Instituto Geográfico Nacional (IGN), por orden de duración de actividad le siguió, ya en el siglo XXI, el volcán submarino Tagoro, en la isla canaria de El Hierro, a unos 1.000 metros de profundidad, que inició su actividad el 10 de octubre de 2011 y se prolongó durante 147 días, hasta el 5 de marzo de 2012.


En 1798, el 9 de junio, entró en erupción el volcán Chahorra, al lado del Teide, en Tenerife, y su actividad se extendió hasta el 15 de septiembre (99 días), una de las de mayor duración de esta Isla. En 1824, el volcán Tao, también conocido como Clérigo Duarte, en Lanzarote, comenzó su erupción el 31 de julio y estuvo activo durante 86 días. El volcán de Cumbre Vieja se situaría a continuación en esta clasificación, cuando a las 15:13 horas de ayer cumplía 85 días en erupción, por delante del Tehuya, hasta ese momento el de mayor duración en La Palma, con 84 días. Otro volcán, el Martín o de Tigalate, también en esta isla, estuvo 82 días activo. Su erupción comenzó el 2 de octubre de 1646 y finalizó el 21 de diciembre. Igualmente, en La Palma, el volcán de San Antonio, que entró en erupción el 17 de noviembre de 1677, mantuvo una actividad de 66 días, hasta el 21 de enero de 1678. En 1712, el volcán El Charco, conocido como los Lajiones o Lajones, en La Palma, estuvo en erupción durante 56 días, desde el 9 de octubre hasta el 3 de diciembre. Dos días menos, 54, duró la actividad en el volcán de Arafo, en Tenerife, cuya erupción se inició el 27 de febrero de 1704 y finalizó el 27 de marzo.


En 1949, el 24 de junio, la erupción del volcán de San Juan o Nambroque (Duraznero, Llano del Banco), en La Palma, se prolongó durante 47 días, hasta el 30 de julio.


Y 40 días permaneció activo el volcán de Arenas Negras (Trevejos), en el noroeste de Tenerife, desde el 5 de mayo de 1706 hasta el 13 de junio de ese año. Además de viviendas y tierras de labor, destruyó el puerto comercial de Garachico; que entonces era el más importante del Archipiélago canario.

TE RECOMENDAMOS