la palma

La Palma logra salvar el puente con la llegada de 20.000 visitantes

Las vacaciones tradicionales de entre siete y diez días en la Isla se sustituyen desde septiembre por periodos cortos, de dos o tres noches

Unas 3.000 plazas alojativas bloqueadas en Puerto Naos y más de 300 alojamientos tradicionales y casas de turismo rural sepultados en algún punto de las más de 1.100 hectáreas de terreno afectadas por las coladas del volcán. Pese a todo, el sector turístico palmero ha logrado un 85% de ocupación hotelera y extrahotelera durante este puente de la Constitución.

Unas 20.000 personas, a partir de los datos de llegadas vía aérea y marítima, y con enlaces especiales para reforzar las conexiones durante estos días festivos, llegaron a la Isla durante el puente, eso sí, con estancias cortas, que en la evaluación por parte de la patronal turística son positivas, pero que ponen sobre la mesa una de las consecuencias del volcán: “Las estancias de entre siete y diez días por parte del turista nacional y europeo se han perdido desde que se inició la crisis volcánica”. La valoración del Centro Insular de Iniciativas Turísticas Tedote se acompaña de la incertidumbre en cuanto a las expectativas de cómo y con qué resultados se terminará una temporada de invierno, que se vino abajo con la erupción volcánica, cuando las previsiones y las reservas recordaban los mejores tiempos prepandémicos.

El futuro turístico de La Palma, además de depender del turismo nacional, está fuertemente supeditado a la recuperación de la operación de los grandes mayoristas de viaje, que no serán una realidad en tanto no termine la erupción volcánica. “Venir a La Palma es la mejor muestra de solidaridad con los palmeros y con su economía”, repiten distintos miembros de la patronal hotelera y extrahotelera, un mensaje que también forma parte del discurso del consejero de Turismo del Cabildo, Raúl Camacho, que tiene en cuenta que la recuperación de las restricciones en los principales mercados emisores para La Palma, de entre los que destaca Alemania, no favorecen la recuperación del turismo en la Isla Bonita. En la tarea de recuperar visitantes y mantener a flote un sector turístico, que constituye casi el 20% del Producto Interior Bruto de La Palma, figuran los intentos que hacen las administraciones públicas. El Gobierno de Canarias ha creado los bonos turísticos, en forma de tarjeta monedero, para que los turistas nacionales viajen en 2022 a La Palma y así se pueda reactivar la economía de la Isla. Se financia con fondos regionales y estatales con cinco millones de euros, además de otro millón para una potente campaña de promoción del destino La Palma en el territorio peninsular.

También en sede parlamentaria, la consejera de Turismo, Yaiza Castilla, ha anunciado la intención de incentivar la conectividad de las aerolíneas con seis euros por plaza para tráfico internacional, y de tres euros en el caso de los vuelos nacionales con destino el aeropuerto de La Palma.

TE RECOMENDAMOS