cultura

Lilia Ana Ramos “Muestro unas islas sin la exotización del ojo ajeno”

La fotógrafa presentara su muestra 'Atlanticidad' en la Jornada Mujer y Patrimonio que se celebra en La Orotava del 20 al 27
Lilia Ana Ramos. / DA

El Centro Municipal de Mayores de La Orotava servirá de escenario entre los días 20 y 27 al proyecto Jornada Mujer y Patrimonio 2021. Mujeres en la Atlanticidad, una actividad protagonizada principalmente por mujeres que opta por la promoción y el reconocimiento del valor del patrimonio cultural canario, con el fin de aumentar el bienestar colectivo de la población por medio de acciones que generen impactos relacionados con la igualdad de género y la multiculturalidad. Una de las firmas participantes será Lilia Ana Ramos, quien exhibirá su muestra fotográfica Atlanticidad.

-¿Cómo fue su aproximación a la fotografía?
“Fue después de terminar la carrera, aunque no volví a retomarla hasta tres años después, cuando por casualidad empecé a vivir en un piso en el que tenía un compañero fotógrafo que impartía un curso de seguimiento de proyectos fotográficos. Tras recibir numerosos estímulos al respecto, decidí estudiar Fotografía en la Escuela de Arte y Diseño de Valencia”.

-¿De qué manera presentaría la exposición ‘Atlanticidad’?
“Traslada el formato editorial de Atlanticidad a La Orotava, donde, además de fotografías, se podrán encontrar materiales como postales, cuadernos, imágenes de archivo familiar, vinilos o la reproducción de una escena de la película Tirma”.

-La muestra tiene como base un libro con el mismo nombre que además vio la luz gracias al micromecenazgo.
Atlanticidad es un proyecto editorial sobre el imaginario compartido entre Canarias y el Caribe. A través de la postfotografía -reapropiación de imágenes de archivo- y textos personales e históricos, muestro una realidad poco conocida fuera de las islas, libre de la exotización impuesta por el ojo ajeno. Después de intentar encontrar una editorial o sacarlo gracias a concursos de maquetas, finalmente opté por la autoedición, que se materializó gracias a un micromecenazgo en 2020”.

-¿Cuál es, a su juicio, el concepto más inexacto que se tiene de Canarias en el exterior?
“Creo que la tendencia general es la de exotizar la experiencia isleña y abrazar el imaginario del turismo como la única realidad existente; un imaginario que solo existe en las postales y que ignora la historia canaria, así como las vivencias que se sitúan en los márgenes del discurso más extendido: conquista, colonización, migración, mundo rural, el papel de la mujer fuera de un rol sexualizado…”.

-¿Y cuál es la realidad poco conocida que quiere mostrar?
“Las realidades que atraviesan las historias familiares de muchos y muchas canarias, que encarnan grandes conceptos como colonización, migración o mestizaje. No es la única realidad que existe, pero sí es parte de una visión más completa y rica de lo que entendemos por identidad canaria”.

-¿Trabaja en la actualidad en nuevos proyectos?
“Ahora mismo estoy muy centrada en dinamizar el Photobook Club Canarias, que es una red de encuentros en torno a los fotolibros que coordino desde 2019 y con la que me gustaría ayudar a crear una comunidad fotográfica más fuerte en las Islas. Gracias a la productora Vector de Ideas, actualmente estamos llevando a cabo una serie de sesiones en archivos, aunque el proyecto también se ha hecho un huequito en Fotonoviembre y en el encuentro de Fotografía y Artes Visuales Veintinueve Trece (en Lanzarote)”.

TE RECOMENDAMOS