la palma

Los Llanos intentará recuperar el cementerio de Las Manchas

Aunque una zona del camposanto es irreparable, los técnicos estudian fórmulas para rescatar este lugar de enorme valor sentimental y religioso
El cementerio fue alcanzado por la lava el día 85 de la erupción. DA

La recuperación de al menos una parte del cementerio de Las Manchas, que quedó parcialmente sepultado bajo la colada en una de las jornadas más duras para la población del Valle de Aridane en el día 85 de la erupción, se está estudiando por parte de expertos a petición del Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane.


Representantes del Instituto Geográfico Nacional han tomado muestras en la zona que invade el cementerio para realizar pruebas y comprobar si es posible pensar en la recuperación parcial del camposanto, que había resistido 68 días antes de que la lava lo afectara. Dos amenazas anteriores mantuvieron en vilo a miles de vecinos en El Paso, Los Llanos y Tazacorte, y también al resto de la Isla.


Pese a sobrevivir a esas coladas, una última se desbordó de la montaña que actuaba como protección. Noelia García Leal explicó “las valoraciones que se han hecho con las visitas de los responsables de seguridad y del teniente general de la Unidad Militar de Emergencias. Hay zonas que son recuperables, mientras que otras no”. “Estamos trabajando en el proyecto de remodelación del cementerio, con mucha cautela y sabiendo que hay restos que habrá que trasladar de zona”, indicó.


El cementerio de Las Manchas, se sumó a los iconos materiales destruidos por la voracidad de la erupción, uno de los más potentes referentes emocionales en un duelo colectivo de miles de familias que ahora tienen la esperanza de verlo recuperado, al menos, en parte.


Más allá de la pérdida emocional, la de recuerdos y visitas en un camposanto inaugurado en 2006 y lugar de reposo de miles de restos mortales, supone, además, un problema logístico al que se ha buscado solución.

Una solución parcial


El Cabildo de La Palma ha adquirido un horno crematorio, que se instalará en el cementerio comarcal de San Urbano, en la zona perteneciente a Breña Baja, para poder seguir prestando este servicio en la Isla, después de que la erupción volcánica haya destruido esta instalación ubicada en el camposanto de Nuestra Señora de Los Ángeles, en Las Manchas. Desde el área de Servicios del Cabildo se destaca la importancia de contar con esta infraestructura para atender la demanda de las familias y respetar la voluntad de las personas en La Palma, sin que ello represente el perjuicio moral y económico, que representa el hecho de tener que trasladar a la persona fallecida a otra isla para poder realizar este procedimiento.


Cada mes fallecen en Los Llanos una media de 12 personas, según los datos del Consistorio llanense. Desaparecido el único horno crematorio de la Isla, donde se ha despedido a miles de familiares en los últimos 15 años, y sin poder acceder al camposanto de Las Manchas, incluso la normativa municipal ha tenido que ser readaptada a los pulsos de esta crisis volcánica. Algunas familias optaron en las primeras semanas de la catástrofe por retirar los restos de sus difuntos y trasladarlos a otros cementerios. Esa opción fue viable hasta días antes de que el ahora desaparecido cementerio de Las Manchas pasara a formar parte de la zona de exclusión.

TE RECOMENDAMOS