la palma

Una vivienda provisional para empezar tras la devastación del volcán

La entrega de inmuebles en Tazacorte a ocho de las 46 familias seleccionadas ha sido una reconciliación a medias con el futuro a corto plazo, después de una larga pesadilla de casi tres meses
Una técnica de Visocan entrega las llaves a una de las familias que perdieron su hogar bajo la lava.

No ha sido un acto de entrega de viviendas al uso. Ausencia de políticos, silencio, pocas palabras, pocas sonrisas y mucha emoción por una cita que reafirma un cambio de vida y la mudanza a un entorno distinto. Algunos alejados de donde residieron toda la vida hasta que el volcán cambió todo. La entrega de viviendas en la Casa de la Cultura de Tazacorte a ocho de las 46 familias que vivirán, junto a otros muchas en la Villa y Puerto, ha sido una reconciliación a medias con el futuro a corto plazo, después de una pesadilla larga, para muchos una agonía de muchos días, al ver sus hogares amenazados con la proximidad lenta y persistente de la colada, que finalmente les dejó sin hogar.


Los afectados por la crisis del volcán, que ayer firmaron la recepción de sus inmuebles en el marco de un acto administrativo por el que se les adjudica de forma transitoria y por tres años estas viviendas, en un periodo prorrogable en caso de que las sigan necesitando, tienen solo en parte la ilusión de un comienzo, porque, como dijo uno de ellos ayer, “no queda más remedio que hacerse a la idea y por lo menos tenemos una casa y unas ayudas. La verdad, no pensamos que fuera a ser pronto”.


La intención del Gobierno de Canarias es terminar la entrega de hasta 100 viviendas más antes de que termine el año, algunas en Los Llanos de Aridane. Mientras tanto, se preparan los terrenos de El Jable y otra gran parcela en El Paso para la ubicación de lo que pretenden ser casi 200 viviendas prefabricadas. En ese mientras tanto para la solución, se encuentra también Tazacorte, cuyo alcalde ya ha confirmado que disponen de dos parcelas que suman unos 3.000 metros cuadrados para la construcción de dos promociones, inmuebles que no tendrían carácter provisional, sino definitivo.


Mientras la maquinaria pesada trabaja en los terrenos que se convertirán en barrios, y mientras otras se afanan en buscar una casa lo más parecida posible a lo que tenían, en entornos rurales, dentro y fuera de La Palma con la compensación del dinero del consorcio de seguros, una joven para la que los técnicos de Visocan despejan la puerta de curiosos y prensa, baja la escalera con la mirada en el suelo y en la mano el sobre con las llaves.


Ella aún no ha podido recuperarse del estado de tristeza en que la sumió la pérdida de su hogar. Muchas de estas escenas se repetirán en sucesivas semanas. Pero también otras de ilusión, como en el caso de Adolfo Piñero, al que el volcán le “llevó la casa” en el día 70 de la erupción, cuando ya confiaba en quedar al margen de la lava. No fue así: uno de los dedos lávicos de una de las coladas que terminó llegando al mar para sumarse al delta quiso señalar su casa y sus terrenos. “Se fue ensanchando – cuenta Adolfo, con el sobre que reza en rojo ‘46 viviendas Tazacorte’ entre las manos – y lo que nunca pensé que pudiera ocurrir, que llegara a mi casa, ocurrió”.

La gestión en la respuesta


Esta entrega de llaves se puso en marcha hace 20 días, apenas dos meses después de la erupción, con la entrega de las primeras 17 casas adquiridas en Fuencaliente y Tazacorte de manera urgente para atender a los afectados.


La Consejería de Vivienda está adjudicando a las familias que perdieron su único hogar de manera provisional y hasta que concluya el proceso de reconstrucción, que se prevé que dure entre tres o cuatro años, momento en el que podrán acceder a sus nuevas viviendas en propiedad.


Las familias, muchas de ellas alojadas en establecimientos hoteleros, preparan ahora la mudanza a los nuevos pisos y, al mismo tiempo, tramitan, con la Consejería de Derechos Sociales, el ingreso de las ayudas de 10.000 euros para que puedan comprar enseres. Estos 46 inmuebles adquiridos en Tazacorte son de uno, dos y tres dormitorios, algunos de ellos adaptados para personas con diversidad funcional. La mayoría cuenta con plaza de garaje.


Los técnicos de la Consejería y de Visocan continuarán las próximas semanas las entregas de estos lotes de 46 casas a las familias que han sido designadas por el comité técnico de Trabajo Social, que integran trabajadoras sociales de varias administraciones implicadas. El Gobierno canario adquirió en los primeros días de la erupción, y a través de Visocan, un primer lote de 17, 12 en Tazacorte y cinco en Fuencaliente, para hacer frente a la emergencia habitacional que afecta a decenas de familias del Valle de Aridane.


A estas primeras se han sumado ya las 46 de Tazacorte, y en los próximos días se adquirirá un nuevo lote de 29 en la montaña de Tenisca, en Los Llanos de Aridane.


La adjudicación de estas viviendas y de las que con posterioridad se llevarán a cabo, se produce en base a los minuciosos informes del equipo especial de trabajadoras sociales que se encuentra desplegado en La Palma para atender a las peticiones de las personas desalojadas, la única vía para una gestión ágil de los expedientes y su resolución, todo para hacer frente a la emergencia habitacional mediante el registro único de afectados puesto en marcha semanas atrás.


rehabilitación de la red de aguas


Por su parte, el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane ya está realizando los trabajos de rehabilitación de la red municipal de aguas en las zonas en las que las coladas afectaron a este sistema, imprescindible para que los vecinos puedan volver a casa con todos los servicios restablecidos en un horizonte que no se ha definido.


Se han perdido bajo la lava más de 35 kilómetros de canalizaciones y tres depósitos de reparto. Para restablecer el suministro “se requiere de una nueva planificación en la que ya se está trabajando en obra sobre el terreno, donde las condiciones de seguridad nos lo permiten”. Así lo explicó el concejal de Aguas, que precisó que hasta el día de ayer “se han realizado los trabajos necesarios para que los vecinos que reciben el servicio por el ramal LP-213 hasta los límites de la colada en el cruce de La Laguna tengan suministro”.


La próxima semana comenzarán los trabajos para dar servicio a los vecinos de La Laguna de la zona de Baile Bueno, LP- 215 La laguna- Tazacorte y Cruz Chica. En este plan de trabajo se establece también recuperar el servicio para los vecinos de la zona de La Majada y Morro Los Judíos entre otras.


Más allá de esas obras para recuperar cuanto antes la habitabilidad de las viviendas de miles de personas desplazadas, lo cierto es que, una vez los vecinos vayan volviendo a sus casas, “se tendrán que resolver un sin fin de casos particulares para garantizar el suministro”.


El Consejo Insular de Aguas, junto a los ayuntamientos, trabaja para el abastecimiento de agua de los Barrios de Las Mancha, La Bombilla, Puerto Naos y El Remo.


Para dar servicio a todos estos barrios, se está realizando un despliegue de más de 20 kilómetros de tubería, se está habilitando el depósito municipal del Hoyo del Verdugo y se adaptará el depósito de Fátima en el barrio de Las Manchas, obras que ya se están ejecutando y que marchan a buen ritmo, según explican desde el Cabildo insular.

Unas cuentas diseñadas para la larga recuperación de la Isla

La reconstrucción de La Palma ha llevado al Cabildo, dentro de sus limitaciones y recurriendo al endeudamiento, a incorporar en el documento económico de 2022 un total de 50 millones de euros para este fin concreto. Según la Institución insular, “este es el primer presupuesto de muchos futuros que lleva la marca de recuperación”.

TE RECOMENDAMOS