sociedad

El tesón de seguir trabajando por y para las personas

Tras casi 40 años de trayectoria y experiencia, AFES Salud Mental se ha convertido en una entidad no lucrativa referente en empleo y salud mental en Canarias
El tesón de seguir trabajando por y para las personas. DA

Dice el artículo 23 de la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU que toda persona tiene derecho al trabajo, a su libre elección, a condiciones laborales equitativas y satisfactorias y a la protección contra el desempleo. Sin embargo, muchas encuentran auténticos obstáculos y barreras invisibles para acceder a él en condiciones de justicia e igualdad.

Entre ellas se encuentran las personas con problemas de salud mental. Los prejuicios y mitos que rodean al sufrimiento psíquico son los principales causantes de que deban afrontar la tasa de desempleo más alta dentro del ámbito de la discapacidad en España, como ha vuelto a quedar patente en el último informe del Instituto Nacional de Estadística (INE) El empleo de las personas con discapacidad de 2019, que recoge que la tasa de empleo de las personas con problemas de salud mental es solo del 16,9%.

Fundada en 1982, AFES Salud Mental lleva más de 20 años trabajando a través de proyectos específicos de empleo para revertir esta situación y favorecer la integración sociolaboral de las personas con trastorno mental. Su larga trayectoria y experiencia la han convertido en una entidad referente en empleo y salud mental en Canarias, y la primera asociación no lucrativa de este ámbito constituida en España.

Como explica la directora de su área de Empleo, Yasmina Alonso, las iniciativas se ajustan a las necesidades de cada participante, e incluyen la acogida y el acompañamiento por parte de trabajadoras sociales, formación adaptada a las demandas del mercado de trabajo, la prospección empresarial, y el seguimiento o apoyo en el empleo tras la inserción laboral para garantizar el mantenimiento del mismo y continuar fomentando el empoderamiento de las personas.

«A diferencia de muchos servicios de Empleo de otras entidades o administraciones, tenemos un área específica de trabajo social porque consideramos que es importante que muchas necesidades básicas estén cubiertas antes de poder insertar laboralmente; o si no antes, irlas tratando a la par. Vemos muy necesario que las trabajadoras sociales puedan ayudar a solventar dificultades del día a día de las personas, ya que existen muchas problemáticas sociales vinculadas con los problemas de salud mental», comenta la directora del programa. «También resulta fundamental dar estabilidad a los proyectos de empleo a través de itinerarios a medio y/o largo plazo para conseguir resultados».

Empleo y COVID-19

La llegada de la pandemia supuso un duro revés para la economía y la sociedad a nivel mundial, pero la entidad tuvo la capacidad de adaptarse a las circunstancias y salir fortalecida de esta experiencia que aún hoy perdura.

Aún con todas las dificultades, los datos de inserción laboral registrados por el equipo técnico del programa en 2020 son positivos. De las 424 personas atendidas durante el año, 113 accedieron a un puesto de trabajo (61 mujeres y 52 hombres), se formalizaron 176 contratos, y 111 personas recibieron formación cualificadora.

Testimonios en primera persona

Dos de esas mujeres son Judith Ávila y María José Hernández, quienes se han formado en distintas iniciativas y a día de hoy comparten la alegría de trabajar en empleos dignos y saludables, que se han convertido en un factor clave para sus procesos de recuperación en salud mental.

Sin embargo, sus caminos para llegar hasta aquí no han sido fáciles. Judith fue agricultora hasta que le concedieron la incapacidad laboral permanente para ejercer esta ocupación por el acoso laboral (también llamado mobbing) que sufrió.

Estas circunstancias hicieron mella en su bienestar emocional, pero tenía ganas de seguir trabajando, y en junio de 2020 comenzó a compaginar la formación en AFES Salud Mental con un trabajo como operaria de limpieza en un centro de salud, en el que sigue empleada con un contrato indefinido: «Esta oportunidad laboral ha mejorado mi vida; ahora la veo de otra manera. Me ha devuelto la ilusión, y que crean en mí y en mis capacidades me empodera y me da autoestima».

María José recuerda trabajar intensamente durante largas jornadas, bajo condiciones estresantes y de gran responsabilidad. Esta realidad, unida a problemas físicos de salud, la llevó a solicitar la baja laboral y a necesitar ayuda de profesionales de la psiquiatría.

Desde su llegada al programa de Empleo se ha formado en diversas especialidades: «Participar en estos cursos ha supuesto un enriquecimiento personal muy grande. Gracias a la formación tengo trabajo a día de hoy. Destacaría la profesionalidad, el valor humano, el respeto hacia nosotras y el trato personificado del equipo docente».

Actualmente, trabaja como operaria de limpieza en el Centro Especial de Empleo INAMA y en la Asociación, y dice estar “encantada” con el modelo de trabajo protegido del que ahora forma parte, con el que puede conciliar su vida laboral con el cuidado de su hija.

Una experiencia de “realismo”

Dreamplace Hotels & Resorts lleva muchos años apostando por la integración laboral de las personas con discapacidad. En 2016 la Asociación tocó sus puertas para darles a conocer la labor que llevan a cabo, una vinculación que incentivó la primera incorporación a la plantilla de una trabajadora con discapacidad por problemas de salud mental, que continúa empleada actualmente junto a otras dos compañeras.

«La experiencia ha sido muy buena y gratificante. Desde que conocimos el proyecto y las historias que cada persona tenía detrás entendimos que nadie está libre de sufrir circunstancias críticas en sus vidas personales y/o laborales», comenta Miguel Delgado, Técnico en Desarrollo y Selección de la cadena de hoteles. «A las empresas les transmitiríamos que deben perder los prejuicios que existen y ganar en empatía para dar oportunidades, y les invitamos a que contacten con la Asociación para que conozcan su labor. A nosotros esta experiencia de “realismo” nos ha servido para romper todos los estigmas que teníamos y todos los pero que nos surgen desde que oímos “salud mental”», concluye.

TE RECOMENDAMOS