avisos políticos

Era de esperar

Estaba tardando, tenía que pasar, era de esperar. La Iniciativa de Apoyo Ciudadano a los Afectados por el volcán de La Palma, en la que se integran las cinco asociaciones vecinales y empresariales de Los Llanos, ha denunciado una situación de incertidumbre, en la que, aseguran, muchas de las familias siguen viviendo en caravanas y otras con familiares y amigos, mientras siguen sin llegar la totalidad de las donaciones solidarias, con más de 10 millones de euros en el caso del Cabildo, que, de momento, ha hecho efectivo el pago de 2,6 millones de euros, atendiendo a una baremación que tardó más de un mes en estar redactada y en vigor. Y menos mal que no tardó más de un año, añadimos nosotros. Los afectados por el terremoto de Lorca de hace diez años saben mucho de eso.

La Iniciativa de Apoyo Ciudadano a los Afectados por el volcán de La Palma denuncia “una nefasta gestión de las Administraciones, muy alejada de las necesidades vitales de los que estamos afectados por el volcán”, y en una situación que afirman “está provocando una gravísima fractura social en la isla de La Palma, fractura que afecta directamente a la dignidad de las más de 7.000 personas evacuadas, así como a los cientos de negocios y de empresas que están sufriendo las consecuencias”. Añaden que “a día de hoy sigue habiendo vecinos que duermen en garajes y en caravanas, personas mayores sin acceso a dietas específicas para dolencias como la diabetes, parejas jóvenes que han perdido su hogar y su trabajo, y que no tienen recursos para alimentar a sus bebés o los más de 12 millones de euros en donativos que no llegan a sus destinatarios”.

Pues bien, la Iniciativa hace semanas que hizo llegar esta denuncia a todas las Administraciones, y ninguna de ellas, ni tampoco ningún partido o ningún político ni siquiera han acusado recibo, salvo el Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, que ha abierto una actuación de oficio dos horas después de recibir la petición. Como buen intelectual y buena persona, es un político fracasado y se le nota mucho. Mientras tanto, el delegado del Gobierno, desde el mundo paralelo que habitan nuestros políticos, habla de millones de euros y de creación de comisiones que, al parecer, no son capaces de traspasar la frontera que les separa de la realidad. Napoleón decía que cuando se quiere solucionar un problema se soluciona, y cuando no, se crea una comisión.

Estaba tardando, tenía que pasar. Demasiados viajes de Pedro Sánchez, demasiados políticos pululando por La Palma y haciendo campaña, demasiadas solidaridades impostadas. Los enviados especiales de los medios han vuelto a sus redacciones, y en la isla bonita solo queda el silencio del volcán, la desolación y la soledad. Hasta la atención psicológica les han quitado, al no renovar el contrato con las quince psicólogas que atendían a las víctimas. Era de esperar de unas Administraciones como las españolas, sobredimensionadas, ineficientes, acostumbradas a exigir requisitos burocráticos absurdos y al vuelva usted mañana. Y era de esperar también de unos partidos y unos políticos como los españoles, acostumbrados a mentir y a vivir de la política porque en la calle y en el mundo real no serían capaces. Hay muchísimas excepciones, me dirá el atento lector. Sí, por supuesto que las hay, pero eso a los palmeros no les soluciona nada.

TE RECOMENDAMOS