cultura

La Orquesta Sinfónica de Tenerife cancela su cita con el FIMC por la COVID-19

Varios casos positivos en el seno de la OST impiden celebrar los conciertos previstos, ya que requieren una amplia participación de intérpretes, en el Festival de Música de Canarias
Es la primera vez en la historia del festival que la Sinfónica de Tenerife no puede participar. / Igor Studio

La Orquesta Sinfónica de Tenerife (OST) no podrá participar este año en el Festival Internacional de Música de Canarias (FIMC) debido a la detección de algunos casos positivos del coronavirus COVID-19 entre sus integrantes, que impiden ejecutar el programa previsto, pues requiere una amplia participación de músicos. El Cabildo de Tenerife, titular de la formación musical, acaba de comunicar a la organización la decisión de cancelar los conciertos programados en las islas de Gran Canaria y Tenerife, por lo que se procederá a la devolución del importe de las entradas.

PRIMERA AUSENCIA EN 38 EDICIONES

El equipo del FIMC lamenta profundamente esta ausencia, la primera de la OST en las 38 ediciones de el encuentro con la música clásica en el Archipiélago, si bien recuerda que “los controles sanitarios aplicados son estrictos para garantizar la seguridad de los artistas y de los espectadores”. “En estas circunstancias -apuntan desde el Festival de Música de Canarias- es mejor tomar medidas que supongan algunas cancelaciones, pero que permiten operar con mayores garantías”.

Por todo ello, desde el festival desean una rápida y pronta vuelta a los escenarios de la Orquesta Sinfónica de Tenerife y quiere trasladar al público del FIMC sus disculpas por este inconveniente, “si bien estamos convencidos de que contamos con su complicidad y comprensión dadas las circunstancias”.

“Hemos intentado que la orquesta estuviera presente, pero las circunstancias nos impiden afrontar estos dos conciertos”, señala el presidente de la Orquesta Sinfónica de Tenerife, y director insular de Cultura, Alejandro Krawietz. De igual modo, aclara que pese a que se trata de una parte minoritaria de la formación musical, es imposible que la orquesta “pueda afrontar con rigor artístico el programa y mantener el nivel que ha venido brindando en sus citas con el público”.

Los conciertos estaba previsto que se desarrollasen este martes en el Auditorio de Tenerife y al día siguiente en el Alfredo Kraus de Gran Canaria, bajo la dirección del maestro germano Michael Boder. El programa estaba dedicado a la música del siglo XX, con obras de Olivier Messiaen (La Ascensión), Paul Hindemith (Matías El Pintor) y Francis Poulenc. De este último se iba a interpretar el Concierto para dos pianos, a cargo de dos jóvenes intérpretes: el español Mario Marzo y la indioestadounidense Pallavi Mahidhara.

TE RECOMENDAMOS