crisis migratoria

La zodiac de los 18 fallecidos estaba en aguas de Marruecos

Salvamento señala que pese a todo acudió al rescate, si bien no lo hizo hasta que tuvo la localización exacta del dramático naufragio, una demora que finalmente resultó fatal
El trabajo de Salvamento Marítimo es clave a la hora de salvar vidas en la Ruta Canaria de las pateras. Efe

Salvamento Marítimo recordó ayer que la embarcación rescatada en la noche del pasado martes con nueve personas y en la que habría 18 desaparecidas se encontraba en aguas marroquíes, si bien reconoce que el rescate comenzó cuando tuvo la posición exacta de la neumática en peligro.

De este modo, Salvamento ha salido al paso de las críticas que organizaciones y algunos medios de comunicación han vertido sobre el organismo, en las que se les acusa de cometer “irregularidades” en el rescate de una neumática semihundida con nueve personas agarradas a ella, quienes, una vez en tierra, afirmaron que viajaban con ellas 18 más, en alusión a la denuncia elevada por la ONG Caminando Fronteras en la que, realmente, se limita a poner en conocimiento el caso de las autoridades competentes, tales como el Defensor del Pueblo o la Comisión Permanente de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos.

Como se ha dicho, en su comunicado Salvamento ha matizado que dicha embarcación se “encontraba en zona de responsabilidad SAR (búsqueda y salvamento) marroquí”, de tal forma que explica que atendiendo a los convenios internacionales dicha información se trasladó, en cuanto se tuvo conocimiento de la alerta, a las autoridades marroquíes, que “son las responsables de efectuar el rescate en dicha zona”.

En concreto, Salvamento expuso en su momento que la embarcación fue avistada por el avión Sasemar 104 en el límite de las aguas marroquíes y españolas, a unos 77,784 kilómetros al este y sureste de Arrecife, así como a 66,672 kilómetros al este y sureste de Tarfaya. De todos modos (y presumiblemente ante la pasividad marroquí), fue Salvamento Marítimo el que movilizó sus unidades y realizó el rescate cuando la neumática fue localizada.

En este sentido, ha puntualizado que en el momento en que “tuvo conocimiento de la posición de la embarcación en peligro movilizó medios, tanto aéreos como marítimos”, subrayando que la activación de dichos recursos “se produjo escasos minutos después” de que fuera comunicada al Centro de Coordinación de Salvamento “y no horas más tarde”.

Asimismo desde Salvamento Marítimo se ha incidido en que se movilizan “todos” los medios siempre “sin importar el tipo de emergencia para los que son necesarios, sean estas de inmigración irregular, de pesqueros, mercantes o de cualquier otro tipo”.

Sin embargo, desde el sindicato mayoritario en este organismo estatal, la Confederación General del Trabajo (CGT), se recuerda que desde 2018 denuncian lo que denominan “militarización” del servicio, por cuanto entonces se impuso un mando único -a cuyo frente hay un general de la Guardia Civil- que a su juicio ha generado demoras en este tipo de rescates, por cuanto anteriormente, cuando la cadena de mando era civil al pasar de la Subdelegación de Gobierno a la Capitanía Marítima y de ahí a Salvamento, sus embarcaciones partían hacia la zona de riesgo sin conocer aún la localización exacta del naufragio, con lo que ello suponía de tiempo ganado a la hora de prestar auxilio.

Resta añadir que, según la denuncia que formula Caminando Fronteras, se tardaron seis horas en llegar al lugar de la tragedia.

TE RECOMENDAMOS