cultura

Muere María Mérida, a los 96 años, la voz canaria que dio la vuelta al mundo

La cantante, Premio Taburiente 2018 de DIARIO DE AVISOS, fallece a los 96 años tras representar a las Islas por el mundo

Como si el Archipiélago solo pudiera ofrecer en esos instantes una melodía triste en señal de duelo, prácticamente desde todos los rincones de Canarias surgieron ayer mensajes de condolencias nada más conocerse la noticia, la triste noticia, de la muerte de María Mérida (Valverde, El Hierro, 1925). La gran embajadora de la música canaria, que llevó la cultura isleña por todo el mundo, falleció ayer a los 96 años en su casa de Candelaria, donde residía en los últimos tiempos, pero su voz y su legado no dejarán de formar parte del acervo de las Islas.

También los representantes de las instituciones públicas quisieron sumarse al dolor de la ciudadanía con mensajes en los que expresaron su pesar por el fallecimiento de la artista, que en 2018 recibió el Premio Taburiente de la Fundación DIARIO DE AVISOS. Entre ellos, el presidente del Gobierno regional, Ángel Víctor Torres, quien lamentó la desaparición de una “voz inconfundible del folclore canario”. “Esta herreña de nacimiento tuvo una gran trayectoria musical, dando a conocer la música de Canarias por distintos continentes. Una gran pérdida”, subrayó Torres, al tiempo que recordó que en 2000 María Mérida recibió el Premio Canarias de Cultura Popular.

LEYENDA DEL FOLCLORE

De igual modo, el viceconsejero regional de Cultura, Juan Márquez, manifestaba a través de Twitter: “Nos ha dejado María Mérida, leyenda de la música folclórica canaria. Premio Canarias y una de las voces más queridas de nuestra tierra, se apagó a los 96 años. Nos seguirá emocionando con su legado. Folías que hoy sonarán por nuestra herreña universal”.

Desde la Isla del Meridiano, el presidente del Cabildo, Alpidio Armas, lamentó el fallecimiento de María Mérida y se unió en su pesar “a los miles de seguidores de este referente del folclore herreño y canario por todo el mundo”. Armas subrayó que la isla “está de luto” tras la desaparición de quien fue distinguida con la Medalla Garoé de Oro y el título de Hija Predilecta de El Hierro.

Alpidio Armas trasladó su “profundo pesar y sentir a sus familiares”. “Nos ha dejado una gran mujer, que nos llenaba el corazón con su canto, pero también con sus continuas muestras de afecto. Era sin duda una de las grandes de la canción más allá de nuestras fronteras y una gran persona que siempre se mantuvo fiel a sus raíces y a su isla, predispuesta a ayudar a este Cabildo en cuantas acciones de promoción de la cultura y las tradiciones fueran necesarias”, agregó el presidente herreño, quien aseguró que no encontraba las palabras apropiadas para comunicar “lo que María era y significaba para muchos herreños”. Armas también se mostró convencido de que, en su condición de creyente, “la imagen de su Virgen de los Reyes la habrá guiado para que descanse como se merece”.

DE AQUÍ Y DEL MUNDO

“No se puede entender el folclore de las últimas décadas en Canarias sin María Mérida. Mujer de aquí y del mundo, hizo emocionar a generaciones y dar pálpito a la música de nuestras islas. Descanse en paz”, escribió el presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, en su perfil de la red social Twitter.

“Candelaria despierta triste. Esta mañana se ha apagado la voz de María Mérida, una de sus vecinas más ilustres, que decidió vivir cerca de su Virgen amada los últimos años de su vida”, señalaba el Ayuntamiento de Candelaria, que preside Mari Brito. Justo el pasado domingo iba a tener lugar en Candelaria el concierto solidario Unidos por La Palma, finalmente suspendido debido a la crisis sanitaria del coronavirus. En su cartel, encabezado por Los Sabandeños, figuraba como invitada María Mérida junto a una amplia relación de artistas canarios.

TRAYECTORIA MUSICAL

La dama de la canción canaria nació en Valverde el 5 de junio de 1925 y muy pronto cautivó al público con su hermosa voz, que le llevó a ganar su primer concurso de folías con 12 años, en 1937. En su adolescencia se trasladó a Santa Cruz de Tenerife y aquí amplió su aprendizaje en torno al folclore canario para posteriormente viajar a Madrid, donde obtuvo grandes éxitos y coincidió con artistas como Lola Flores, Marujita Díaz y Ava Gardner.

De manera simultánea colaboró con Radio Madrid, Radio Intercontinental y Radio Nacional de España, trabajando siete años en un programa para emigrantes españoles que se emitía en toda América Latina, reconfortándoles con las melodías de su tierra allá donde estuvieran.

Durante su estancia en la capital de España fundó el Hogar Canario, además de ser la primera mujer isleña que grabó un disco, con el que popularizó la canción Palmero sube a La Palma. Pasó una temporada en Hollywood, donde congenió especialmente con actores como Danny Kaye, Gilbert Roland y Ruth Roman, pero entre sus amistades también figuraban cantantes como Amália Rodrigues, María Dolores Pradera y Victoria de los Ángeles.

En la década de los años 50 del pasado siglo, The New York Times la situó entre las cuatro mejores voces del mundo, mientras que Le Figaro la denominó la Edith Piaf canaria.

En 1988 se incorporó a los elencos de la Antología de la Zarzuela que dirigía José Tamayo. Los mejores teatros de los cinco continentes fueron testigos del arte de María Mérida, que en el curso de sus más de 80 años de carrera musical compartió escenario con un selecto grupo de artistas mundialmente reconocidos, como Alfredo Kraus, Plácido Domingo y Monserrat Caballé.

La artista herreña colaboró con el Cabildo de su isla en la divulgación de la música popular canaria y, de hecho, desde 2007 formó parte del Bimbache Jazz y Raíces/Bimbache openART Festival, un proyecto dirigido por el guitarrista alemán Torsten de Winkel, que ha sido recomendado por el Centro Unesco de Canarias.

Gran divulgadora del patrimonio musical del Archipiélago, María Mérida recibió el título de Hija Predilecta de El Hierro, así como otras distinciones, además de las mencionadas, como la Orden Islas Canarias, el Premio de Honor de los Coros y Danzas de España y el reconocimiento como Hija Adoptiva de la Villa de Teror. Fue pregonera de las Fiestas del Pino de dicha localidad grancanaria y también de las de la Virgen de Candelaria, en el municipio tinerfeño donde residía. El pasado año, la Asociación Profesional de Compositores de Canarias le otorgó el Premio de Honor de la Música Canaria “por su extensa trayectoria artística de toda una vida dedicada a la difusión de la música de Canarias dentro y fuera de las Islas”.

TE RECOMENDAMOS