santa cruz

Refuerzo del área de licencias del Ayuntamiento de Santa Cruz, atascada por la caída del Plan General de Ordenación

La Gerencia Municipal de Urbanismo de Santa Cruz contrata más personal para agilizar los expedientes de los inmuebles que deben pasar la Inspección Técnica de Edificios en 2022
Carlos Tarife es el concejal de Urbanismo de Santa Cruz. Fran Pallero

La Gerencia Municipal de Urbanismo de Santa Cruz ha modificado su Relación de Puestos de Trabajo (RPT) para reforzar su estructura para la puesta en marcha de dos programas de trabajo dirigidos a agilizar expedientes. El primero de ellos se centra en el departamento de licencias que, tal y como detalló el edil del área, Carlos Tarife, “sufrió un colapso con la caída del Plan General de Ordenación (PGO) de 2013. Había muchas solicitudes de licencias en marcha que hubo que revisar e informar en base al nuevo planeamiento, y, además, también necesitamos poner al día todo lo relacionado con las licencias de actividad, fundamentalmente las relacionadas con el ocio nocturno, al que hemos conseguido regularizar”. En cuanto a este último punto, explicó Tarife que, “se han regularizado muchos negocios de la Avenida Anaga, de la zona de La Noria, y la mayoría tenían que ver con licencias de terrazas, que en algunos casos tenía más capacidad que la autorizada. Afortunadamente, que el Gobierno de Canarias haya aprobado que hasta 48 sillas no hace falta pedir licencia, nos va a simplificar mucho el trabajo”. En relación al porcentaje de ocio nocturno regularizado, estimó que, al menos, la mitad ha pasado por algún proceso de regularización.

Para este departamento se incorporan dos técnicos en administración general, que reforzarán el aparado de licencias de actividades, y un arquitecto técnico que se encargará del resto de licencias.

El segundo programa que se va a reforzar es el dirigido a sacar expedientes de inspección de los edificios de más de 80 años que en 2022 deberán someterse a la Inspección Técnica de Edificios (ITE), que se corresponde con los construidos en 1942. “Sigo pensando que es un error mantener una edad tan alta para los edificios, y el Gobierno de Canarias debería modificar la Ley del Suelo haciendo caso a lo que los arquitectos y registradores de fincas, por ejemplo, dicen, y es que debería fijarse en 30 años”, defendió Tarife.

Esta modificación de la RPT se encuentra dotada dentro de los presupuestos de la Gerencia de Urbanismo para 2022, que asciende a 9.625.000 euros, una cifra similar a la de 2021, y de la que 5,4 se van a personal. Un presupuesto en el que se incluyen, además, 800.000 euros para ejecuciones subsidiarias, después de un año, el de 2021, en el que más intervenciones de este tipo se realizaron.

En lo referente a los planes especiales (Antiguo Santa Cruz y Los Hoteles-Pino del Oro), Tarife confía en que pueda sacarlos de nuevo a licitación durante 2022, así como avanzar en el desarrollo del nuevo Plan General de Ordenación, para el que prevé que este año se pueda aprobar el avance, concretamente en el primer trimestre.

TE RECOMENDAMOS