santa cruz

Carlos González: “El puerto de Granadilla será un referente en España de la energía eólica marina”

Para el presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife el desencuentro producido entre la institución que preside y el Ayuntamiento de Santa Cruz solo ha sido algo puntual que, desde su punto de vista, no debe enturbiar una relación en la que al puerto y la ciudad no les queda más remedio que entenderse
Foto: Fran Pallero

Para el presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, Carlos González, el desencuentro producido entre la institución que preside y el Ayuntamiento de Santa Cruz solo ha sido algo puntual que, desde su punto de vista, no debe enturbiar una relación en la que al puerto y la ciudad no les queda más remedio que entenderse, y avanza en esta entrevista con DIARIO DE AVISOS que seguirá autorizando actos en la Dársena de Los Llanos, “siempre que se hagan de forma racional”. González apuesta por centrarse en la gestión de la multitud de proyectos que afronta a lo largo de este año y que van desde el objetivo de instalar en el puerto de Granadilla el primera aerogenerador offshore de España hasta el apoyo a proyectos como el de la reparación naval en Santa Cruz, que este año ya cuenta con una inversión de 30 millones de dólares.

-El desencuentro entre el Ayuntamiento de Santa Cruz y la Autoridad Portuaria en la comisión puerto-ciudad, ¿es algo puntual o cree que pasará factura a la relación entre ambas instituciones?

“En esa reunión se trataron muchos temas y creo que hay que seguir tratando. No podemos centrarnos solo en el Carnaval, una fiesta que, al final, se va a hacer en la primera opción, la del Recinto Ferial, que es el lugar idóneo. Además, en el caso de que no se pudiera celebrar, ya avanzamos que había la posibilidad de usar el espacio portuario durante 45 días, con 15 días para actos, y así no colapsar no solo la parcela sino el resto de instalaciones del puerto que se vean afectadas”.

-¿Qué servicios se iban a ver perjudicados?

“Con el paso de público se hacía necesario cortar la vía que da acceso a las compañías de transporte de pasajeros. También afectaba al inicio del dique Sur y de la Dársena de Los Llanos. Nosotros, solo para celebrar el concierto de Navidad, tenemos que cortar las vías de acceso durante cuatro o cinco horas para poder dar paso a los peatones. Una cosa es un día y otra tener que hacer eso durante 60 días”.

-¿El Puerto va a seguir autorizando el uso de la dársena a la ciudad?

“Hasta ahora se han autorizado actos puntuales, deportivos, culturales y musicales, y se seguirán autorizando. No es que tenga que tener una actividad concreta, aquello tiene diferentes usos complementarios de apoyo y, sobre todo, que tienen que ver con el acceso de vehículos del tráfico interinsular. Si hay algo que está claro es que ese espacio forma parte del Puerto, por lo que hay que darle contenido portuario. Así que las actividades que se puedan hacer se harán, siempre que se hagan de una forma racional”.

-Más allá del Carnaval, en esa reunión se abordaron temas de interés para la capital.

“Efectivamente. Son reuniones técnicas en las que se abordan distintos asuntos, que luego cada parte tiene que trasladar a sus respectivos órganos de decisión. En esa reunión hablamos de la cesión de terrenos, de espacios como el Colegio Público Miguel Pintor, que mantenemos nosotros al estar en suelo portuario, y que queremos ceder al Ayuntamiento, la carretera de San Andrés o la calle José Martín, que también pretendemos ceder al Ayuntamiento”.

-Se abordó la instalación de nuevas empresas en el puerto, en los terrenos ganados al mar de la Dársena Pesquera. ¿Tienen ustedes solicitudes formales para ocupar nuevos espacios?

“Aún no, pero sí que tenemos empresas interesadas que ya se han dirigido a nosotros para preguntar por el coste del canon de ocupación y actividad. Es evidente que hay interés, pero tenemos que tener en cuenta que hemos pasado un periodo COVID que ha mermado la capacidad inversora de las empresas”.

-¿Se ha recuperado el tráfico de mercancías?

“En el Puerto, el tráfico de mercancías ha descendido en el 15% por el efecto de la COVID y también por la falta de actividad del sector turístico. Nosotros lo que hicimos en 2021 fue bajar el 12,5% las tasas a buques y mercancías, y este año lo bajamos otro 5%, con el objetivo de captar más tráfico y más volumen de negocio para el Puerto”.

-Una de las inversiones que sigue esperando tiempos mejores es la del proyecto del enlace puerto-ciudad diseñado por Herzog & De Meuron. ¿En qué punto se encuentra?

“Esperábamos encontrar un inversor privado que costeara parte del proyecto, pero, de nuevo, la COVID ha frenado cualquier tipo de inversión de carácter privado. Precisamente, para evitar que se quede paralizado, lo hemos presentado a la convocatoria de los denominados fondos CEF de la Unión Europea. Se trata de un mecanismo para conectar Europa que va dirigido a los puertos que pertenecen a la red transeuropea de transporte. Lo que hemos presentado es un proyecto de financiación para que los edificios del muelle de enlace se conviertan en zonas de terminales de pasajeros para el tráfico interinsular. Son unos fondos que aportan el 70% de la inversión si se conceden”.

¿Van a presentar más iniciativas a esos fondos?

“Sí. Hemos presentado cinco proyectos por un montante total de 191,3 millones, y, de estos cinco, el Ministerio de Transportes ya nos ha validado cuatro por 104 millones. Sin ese filtro previo no podemos optar a la convocatoria de los CEF”.

-¿Y de qué proyectos se trata?

“Uno es el del cierre del muelle de Ribera del puerto de Granadilla, que son 35 millones; otro es la ampliación del puerto de Santa Cruz de la Palma en 125 metros, que son 15 millones; también el cierre por medio de cajones de la zona comprendida entre el dique del Este y Cueva Bermeja, por 51 millones, y, además, tenemos un proyecto smart port y green port que tiene que ver con la transformación digital de la Autoridad Portuaria, con una inversión de 3,4 millones. Y finalmente estaría el del muelle de enlace, que son 87 millones, aunque tenemos que matizar que no es todo el proyecto de Herzog & De Meuron, sino una parte”.

-¿A qué se refiere?

“A que hemos dividido el proyecto en otros más pequeños para facilitar su financiación y ejecución. Así que la parte del edificio de la marina y la construcción de un aparcamiento subterráneo pertenecen al desarrollo de otros proyectos que pueden recibir financiación de otras partes”.

-¿Cuáles son los objetivos que se marca el Puerto para 2022?

“Uno de los objetivos es conseguir estos fondos, pero también seguir con la idea de terminar el puerto de Granadilla y darle contenido”.

¿Cuál es la previsión para ese puerto?

“Hay previsiones a corto, medio y largo plazo. En el corto plazo, tenemos ya la concesión otorgada a Petrocan por 70 millones de euros, obras que empezaran como muy tarde en un par de meses. Esta concesión es la que va a permitir el traslado de las instalaciones de la refinería de Santa Cruz a Granadilla, porque, si no, no tendrían donde llevar toda la capacidad de almacenamiento. También ha salido a trámite de competencia en este mes de diciembre la construcción de un parque eólico offshore (marino) de 50 megavatios, con cimentación fija, por unos 100 millones. En estos momentos tenemos a la empresa que generó el trámite de competencia, y una segunda que también quiere hacer el mismo tipo de proyecto”.

-Entonces, ¿cuál de las dos hará el proyecto?

“Hay que decidir a qué empresa se adjudica y, en caso de que los dos proyectos sean muy iguales, la normativa te dice que hay que ir a un concurso. Lo que está claro es que la demanda para este tipo de proyectos existe, no es algo que sacamos nosotros y no va nadie”.

-¿Qué otras iniciativas prevé para Granadilla?

“También apostamos por la reparación naval, de forma que en el próximo Consejo de Administración esperamos dar la concesión para el dique flotante que supone una inversión de 25 millones. Con el traslado del de Santa Cruz en 2030 tenemos previsto a futuro que ese puerto sea el gran centro de reparación naval”.

-Será un puerto eminentemente industrial…

“No solo. También tenemos otras ideas que pueden salir este año, como, por ejemplo, poner fotovoltaica flotante en la bocana sur del puerto Granadilla, que cuenta con aguas más tranquilas. Tenemos en mente instalar un generador flotante y usar el muelle de Granadilla como experimentación, para obtener energía de las olas, o el estudio de temas como la corrosión de materiales, envejecimiento etc… De esta forma, las zonas más profundas del puerto las podremos destinar a ensayos sobre todo para la eólica flotante y también para el uso de vehículos autónomos no tripulados que requieren grandes profundidades cerca de la costa. En ese sentido, el puerto de Granadilla es ideal”.

-Por lo que cuenta, el puerto de Granadilla será la gran avanzadilla de las fuentes de energía alternativas.

“Hay que tener en cuenta que a medio plazo, en el 2040, toda la energía eléctrica que se produzca en Canarias deberá proceder de fuentes renovables, y eso tiene que venir de la eólica offshore. Un tipo de energía que requiere apoyarse en los puertos, que necesita de un muelle con calado y una explanada. Y puertos de esas características en Canarias hay dos. El de Las Palmas de Gran Canaria y el de Granadilla. Así que toda la expansión eólica offshore en España, donde aún no existe ningún molino de ese tipo, empezará por Canarias, y tendrá que pasar gran parte por Granadilla, que será un referente”.

-Con ese desarrollo del puerto de Granadilla, ¿qué margen tiene el de Santa Cruz para crecer?

“Seguirá creciendo. De cara al futuro se especializará en todo lo que es el tráfico de cruceros, marinas deportivas y descargas tradicionales de mercancías, porque la idea es que toda la parte industrial se desarrolle en Granadilla. Sin embargo, seguirá habiendo actividad industrial. Por ejemplo, ahora mismo está previsto una reparación en el dique del Este que supondrá una inversión en los próximos diez meses de unos 30 millones de dólares”.

-Otro de los proyectos que se ha defendido desde la Autoridad Portuaria es soterrar la entrada al Puerto por el Auditorio. ¿Han obtenido respuesta?

“Estamos pendientes de hacer una propuesta de convenio a la Consejería de Obras Públicas en ese sentido. Habíamos hecho ya una propuesta que incluía a Granadilla, pero ahí es más difícil llegar un acuerdo con la Consejería, así que hemos decidido separarlos”.

-En Santa Cruz también se han anunciado algunos proyectos de inversión para su modernización…

“Concretamente, hay un proyecto muy interesante que lo tiene la Comunidad Autónoma como Perte (Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica) y que es la creación de la Comunidad Energética del Puerto de Santa Cruz con una inversión de 113 millones”.

-¿Y en qué consiste?

“Se trata de hacer una comunidad energética que tendría la parte de generación, que sería instalar en las cubiertas de todas las naves y edificios del puerto fotovoltaicas para generar unos 30 megavatios, colocar también fotovoltaicas flotantes para otros 30 megavatios. Asimismo, llevaría generación de hidrógeno verde y almacenamiento de batería, y en lo referente a consumo meteríamos una de las partes del proyecto de Herzog y de Meuron que comentamos antes, y que sería un aparcamiento subterráneo para 1.052 plazas para vehículos eléctricos. Otra parte del proyecto sería dar cobertura a todas las necesidades de consumo del Puerto para enchufar los barcos a los muelles. Eso es importante para los cruceros, para que puedan apagar sus motores y conectarse al puerto, lo que evitaría ruido, vibraciones, contaminación…”.

-¿Y la financiación?

“En un momento dado, el Gobierno de la nación le dirá a Canarias qué Perte tiene preparado y será entonces cuando sepamos de cuánto dinero dispondremos. Un elemento de esta comunidad que ya ha salido a trámite de concurrencia es el de Totisa en Santa Cruz, por el que se destina al almacenamiento y suministro del gas natural licuado para el tráfico marítimo y la generación de electricidad para la demanda del puerto. El de Santa Cruz, como puerto de la red transeuropea de transportes, está obligado, a partir de 2025, a suministrar gas natural licuado para las buques y también electricidad a los barcos. Este proyecto que ha salido a trámite de competencia nos va a permitir, cuando llegue 2025, dar esos dos servicios. Esto supone una inversión de 108 millones que hace la empresa, un proyecto que se encajará en el Perte, aunque no forme parte del mismo”.

TE RECOMENDAMOS