la palma

Convenio para construir, de nuevo y tras 20 años, el embalse de El Riachuelo

El Gobierno de Canarias y el Cabildo financiarán el proyecto, con un coste aproximado de tres millones de euros

Tras 20 años podría llegar, por fin, el cumplimiento de un compromiso largamente demandado, la construcción de un gran embalse para dar respuesta a los regantes de El Paso, a los que cada pipa de agua les cuesta cinco veces más que a los regantes de municipios vecinos como Los Llanos de Aridane y Tazacorte. Esta es una situación muy anterior al volcán, pero es ahora, tras la erupción, cuando se retoma un asunto que afecta a unos 800 agricultores.

El Consejo Insular de Aguas y el Gobierno de Canarias firmarán un convenio para asumir la construcción de este embalse, solicitado hasta la saciedad por la Comunidad de Regantes de El Paso. Tres millones de euros de inversión necesita esta infraestructura hidráulica, un 20% de los cuales asumirá el Cabildo palmero.

Parece que ahora sí esta obra va a tener absoluta prioridad para el Consejo Insular de Aguas y del convenio de obras hidráulicas Canarias Estado. Este nuevo impulso ha sido anunciado por el consejera de Aguas, Carlos Cabrera, tras la reunión mantenida con sus homólogos regionales, con los que ha acordado establecer los términos de un convenio para la ejecución del proyecto. Este anuncio no es la garantía para los agricultores, que esperan que esta sea la ocasión definitiva tras varios intentos, todos ellos frustrados.

No las tienen todas consigo. El Cabildo palmero, el Ayuntamiento de El Paso y el Ministerio de Medio Ambiente y Cambio Climático ya anunciaron un acuerdo en la necesidad e incluso en los asignados por las arcas estatales con cargo a las cuentas del ejercicio económico de 2018 de la construcción del embalse de El Riachuelo, este es el mismo objeto de la firma de este convenio, que aún está por redactar.

Las zonas de cultivo en medianías han experimentado un notable crecimiento gracias al trabajo de cohesión de la Comunidad de Regantes de El Paso, eso sí, en cultivos centrados en la producción de cítricos, aguacates, proteas y almendros. Un servicio “a demanda”, que poco a poco está contribuyendo a un complemento en la economía local.

TE RECOMENDAMOS