nacional

Detienen a una joven de 18 años por enterrar a su hijo en un tupper

En el recipiente estaba el cordón umbilical y la placenta
Vehículo de la Guardia Civil en una imagen de recurso. DA
Vehículo de la Guardia Civil en una imagen de recurso. DA

La Guardia Civil ha identificado una mujer de 18 años como presunta autora del enterramiento de su bebé en un tupperware pudiendo ser imputada por “un posible delito de aborto”, según adelanta El Español.

Ha ocurrido en la localidad murciana de Águilas, lugar en el que la joven, que necesita asistencia psicológica, habría enterrado el cuerpo del neonato, que encontró el pasado viernes un ciudadano que paseaba por un cerro, dando aviso a las autoridades.

El macabro hallazgo conmocionó a los 35.956 vecinos de esta localidad del litoral de la Región de Murcia. “Detrás del Restaurante Peñarrubia hay una senda por donde suele ir la gente a pasear a su perro o a caminar porque conduce hasta una pequeña montaña, y el viernes pasado, un ciudadano marroquí, junto a su familia, estaba paseando por la zona”, tal y como detallan a este diario las citadas fuentes.

Una patrulla de la Policía Local de Águilar llegó al lugar, confirmando que el cuerpo no tenía que llevar demasiado tiempo enterrado: “El cuerpo parecía que tenía la tez morena, se le notaban las uñas y en la caja estaba el cordón umbilical y la placenta”.

Las primeras informaciones recabadas por la Policía Judicial situaron en la diana de la investigación a una mujer, de 30 años, que reside en un barrio pegado al taller de Renfe. Esta zona, conocida como la ‘Ciudad sin Ley’, por los trapicheos con las drogas y los problemas de exclusión social de muchas de sus familias, estaba próxima a la Cueva de la Tía Petra. De modo que este sábado, la Guardia Civil identificó a esa mujer, pero comprobó que no era la responsable de enterrar a su bebé. 

Las pesquisas de los investigadores le llevaron a visitar todos los centros de salud de toda la Comarca del Alto Guadalentín y el Hospital Rafael Méndez de Lorca. “Tras las gestiones realizadas ha sido identificada la presunta autora de los hechos, quien reconoce de forma verbal y voluntaria los mismos“, según han confirmado a EL ESPAÑOL fuentes próximas a la investigación.

La madre del neonato, es mayor de edad, y tras pasar por dependencias del Instituto Armado ha sido trasladada al Hospital Rafael Méndez de Lorca: “Necesita asistencia sanitaria y psicológica”. Las mencionadas fuentes avanzan que próximamente será puesta a disposición judicial: “Una vez sea dada de alta hospitalaria se procederá a su imputación por un presunto delito de aborto y se continuarán practicando gestiones para el total esclarecimiento de los hechos”.

La Guardia Civil quiere confirmar, entre otras cuestiones, que esta mujer supuestamente enterró a su bebé sin la ayuda de terceras personas. La autopsia que se le practique al neonato será clave a la hora de depurar las responsabilidades legales de la madre: si se confirma que el bebe nació muerto, será investigada por un delito de aborto que conlleva una sanción económica, pero en caso de que naciese vivo, el delito podría ser un homicidio con penas de cárcel.

TE RECOMENDAMOS