baloncesto

El Lenovo Tenerife, a la heroica para entrar en las semifinales ante el Joventut (62-64)

Los aurinegros saben sufrir para llevarse el duelo en los segundos finales
Joventut de Badalona-Lenovo Tenerife acb Photo / D. Grau

El Lenovo Tenerife disputará una nueva semifinal de la Copa del Rey de baloncesto tras ganar por 62-64 al Joventut de Badalona. Los aurinegros lo hicieron fieles a su estilo, sufriendo, pese a llegar a ir ganando por 17 puntos

En un duelo que se pareció por momentos al último disputado en liga, los canaristas dieron una exhibición defensiva en los primeros 25 minutos para, luego, precipitarse por momentos y fallar algunos ataques más o menos cómodos.

Pese a todo, un triple de Salin, al que no le hace falta haber firmado antes un buen partido para jugarse la última pelota que le llegue, permitió a su equipo ganar para disputarse un puesto en la final el próximo sábado.

Txus Vidorreta no podrá contar para el partido con Bruno Fitipaldo. El base argentino, que se lesionó en la espalda en el partido de liga con el UCAM Murcia, tuvo minutos en Badalona, pero no llegará a tiempo a la cita copera, siendo un importante contratiempo para el entrenador vasco.

Buen arranque de Doornekamp con un triple y forzando una personal para lograr la primera buena renta (2-10) visitante. La defensa del Canarias agobió al Joventut, al que le era imposible atacar con fluidez.

Además, los de Txus Vidorreta se mostraban acertados desde el tiro exterior, logrando una ventaja de 11 tantos al final de la primera manga (10-21).

Dejaron de anotar ambos equipos en el segundo cuarto. Con un parcial de 3-3 (13-24) a Vidorreta no le gustó lo que veía y pidió un tiempo muerto con seis minutos por jugarse. 1 de 9 en triples el Joventut, pero con buenos tiros, había que ajustar en defensa.

Joventut de Badalona-Lenovo Tenerife acb Photo / D. Grau

Surtió efecto el parón, porque los insulares consiguieron una diferencia de 16 tantos (máxima hasta el momento) ante un impotente Joventut. Defensa, defensa y defensa canarista para dejar sin respuesta a los de Carles Durán.

Un parcial de 0-6 (21-31) levantó de sus asientos a los seguidores del Joventut, levantando también a Vidorreta, pero para pedir un tiempo muerto que no metiera a su rival en partido. Como en los anteriores, ese minuto de instrucciones sirvió para que los suyos se volvieran a sentir seguros, creyendo en lo que hacían.

Al descanso, 23-36 y números para la esperanza: el Joventut solo había metido un triple de diez intentos, había perdido cinco balones y había cogido otros tantos rebotes ofensivos. Como diría Tomic al descanso: “Estamos sin ideas en ataque”.

Un parcial de 5-0 al final de esta manga dio algo de impulso al Joventut. Antes, los badaloneses seguían con un 1 de 16, pero el Canarias, sobre todo sin Marcelinho en pista, fallaba más. Pese a todo, la sensación de control no variaba un ápice.

Sin el brasileño en pista, pese a valorar menos tres, daba temple a los suyos, y todo ello habiendo perdido ocho balones.

Los catalanes lograron ponerse a diez puntos (41-51) tras varias buenas jugadas en ataque de los verdinegros. Fueron los momentos en los que peor se vio al Lenovo Tenerife, férreo en defensa, pero con muchos fallos en ataque. Poco a poco, los catalanes continuaron a lo suyo, intentando sumar gracias a Brodzyanski, que llegó a poner delante a su equipos (59-57).

Pero el Canarias nunca se rinde. En la siguiente jugada, cuando lo normal podría haber sido que el pulso temblara, una buena jugada del Canarias dejó la bola en las manos de Salin, que no falló (59-60).

El Joventut no pudo seguir creyendo, el Lenovo Tenerife cerró el duelo con 62-64, logrando otra clasificación, que se dice pronto, para unas semifinales coperas.


TE PUEDE INTERESAR