internacional

Los británicos con COVID no tendrán que guardar cuarentena desde este jueves

El país también dejará de ofrecer pruebas de diagnóstico gratuitas a sus ciudadanos salvo que se trate de personas de la tercera edad y población vulnerable
Un sanitario protegido con guantes sostiene un muestra para realizar un análisis PCR
Un sanitario protegido con guantes sostiene un muestra para realizar un análisis PCR. Europa Press

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, confirmó la eliminación del requisito del aislamiento para las personas con un test de COVID-19 positivo en Inglaterra desde este jueves, en un paso más hacia una normalización de la vida en el marco de la pandemia.

Además, ha anunciado en la Cámara de los Comunes que las autoridades dejarán de proporcionar pruebas diagnósticas de la enfermedad gratuitas en Inglaterra desde el 1 de abril. No obstante, ha precisado que el Gobierno sí ofrecerá test gratuitos para las personas de la tercera edad que presenten síntomas compatibles con la enfermedad y los incluidos entre la población vulnerable.

Del mismo modo, ha precisado que el Gobierno continuará trabajando con los comercios minoristas para garantizar que cada persona que desee realizarse un test puede comprar uno, según ha recogido la BBC.

La relajación de las medidas se lleva a cabo en el marco de un plan al que el Ejecutivo británico ha bautizado ‘Vivir con la COVID-19’. El ‘premier’ británico ha hecho hincapié en que los niveles de inmunidad en Inglaterra son “altos” y las cifras de muertes son “bajas”, por lo que las restricciones pueden levantarse.

En este sentido, ha lamentado que el coste económico de las medidas impuestas para contener la pandemia es “alto” y ha sostenido que es “hora de dejar de pagar el alto precio” de la COVID-19. “No tenemos que pagar el precio más”, ha insistido, antes de remarcar que también es “el momento de recuperar la confianza”, ya que los ingleses están protegidos con la vacuna y las autoridades cuentan con capacidad para responder rápidamente a nuevos brotes o nuevas variantes.

El líder de la oposición británica, Keir Starmer, ha acusado a Johnson de “caos” con su plan para convivir con la enfermedad y le ha afeado que “parece que para él, convivir con la COVID-19 significa ignorarla”.

El Gobierno británico levantó las restricciones impuestas para contener la propagación de la variante ómicron del SARS-CoV-2 a finales de enero. La Administración Johnson se vio obligada a imponer limitaciones ante el avance de ómicron, después de levantarlas en verano de 2020. Impuso la vuelta del teletrabajo, el uso obligatorio de mascarilla y la necesidad de presentar el certificado de vacunación contra la COVID-19 para acceder a ciertas instalaciones.

SEGUNDA DOSIS DE REFUERZO PARA LOS MAYORES

Por otro lado, durante la jornada, el ministro de Salud británico, Sajid Javid, ha anunciado que las personas mayores de 75 años y los incluidos entre la población vulnerable podrán solicitar una segunda dosis de refuerzo, la que sería la cuarta dosis de la vacuna contra la COVID-19, a partir de primavera.

Las autoridades han tomado la decisión después de que el Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización así lo hayan recomendado, en vista de que la inmunidad adquirida con la vacunación disminuye en el tiempo y muchos adultos mayores recibieron la última dosis entre septiembre y octubre de 2021, según ha recogido Sky News.

Este lunes, el Ministerio de Salud de Reino Unido ha constatado 38.409 contagios de COVID-19 en las últimas 24 horas y 15 fallecidos a causa de la enfermedad. Desde el comienzo de la pandemia, más de 18,6 millones de personas se han contagiado y más de 160.600 han muerto. Por su parte, el 85 por ciento de la población británica cuenta con la pauta completa de vacunación y el 66,1 por ciento ha recibido también la dosis de refuerzo.

TE RECOMENDAMOS