santa cruz

Los monumentos a Franco y los Caídos, de “retirada inmediata”

El Ayuntamiento de Santa Cruz recurrirá el catálogo elaborado por Patrimonio Cultural que registra 79 vestigios franquistas ilegales en la capital; PSOE y UP celebran el dictamen
Los monumentos a los Caídos y a Franco de Santa Cruz están entre los vestigios franquistas que deben desaparecer del espacio público, según la Ley de Memoria Histórica. DA

En plena polémica por el anuncio del Ayuntamiento de Santa Cruz de su intención de rehabilitar la fuente del conocido como Monumento a Franco, y casi como si de una respuesta a este anuncio se tratara, la Dirección General de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Canarias daba a conocer ayer que ya ha finalizado el Catálogo de símbolos, calles, monumentos y menciones franquistas del municipio de Santa Cruz, tal y como establece la Ley de Memoria Histórica de Canarias. Un catálogo que coincide casi en su totalidad con el informe que ya había encargado el Ayuntamiento de Santa Cruz en 2018 para revisar el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica estatal en el municipio.

De esta forma, se incluyen 78 fichas con monumentos, esculturas y objetos, nombres de calles, espacios y elementos urbanos, así como edificios, y una relación de honores y distinciones concedidos en distintos momentos de la historia de la Corporación, que incumplen la citada norma canaria, y que, por tanto, deberán ser retirados del espacio público.

El de Franco, el de los Caídos en la plaza de España y el Mercado Nuestra Señora de África- Puente Serrador son los tres monumentos que se han incluido en el catálogo. Pero también la hélice del Crucero Canarias, que participó en la masacre de civiles en la costa andaluza durante la guerra del 36, el arco de la barriada de García Escámez o el busto a Joaquín Amigó de Lara. Escudos, inscripciones y lápidas, una treintena de calles o reconocimientos varios completan un catálogo que aún ha de pasar por la Comisión Técnica de Memoria Histórica del Gobierno de Canarias, para, posteriormente, contar con el aval de la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes.

Ayer, el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, que ha defendido en todo monumento que hasta que no estuviera ese catálogo no se podría tomar una decisión sobre la retirada del Monumento a Franco, criticó el procedimiento seguido por el Gobierno de Canarias al elaborar solo el listado de vestigios franquistas para Santa Cruz. “Por supuesto que Santa Cruz cumplirá con la Ley de Memoria Histórica, pero rechazamos que se señale a esta ciudad y se aplique una velocidad distinta que al resto del Archipiélago”, apuntó el alcalde. Además, argumentó que “recurriremos el actual catálogo de vestigios franquistas, por no ajustarse a la ley, en el que solamente se señala a este municipio, en lo que entendemos que es una estigmatización de esta capital, cocapital de Canarias”.

Por su parte, el primer teniente de alcalde y concejal de Servicios Públicos, Guillermo Díaz Guerra, apoyó ayer la postura de su socio de Gobierno, al señalar que “en Santa Cruz sabemos cuidar nuestro patrimonio y también sabemos cumplir las leyes. Con este anuncio del Gobierno de Canarias se demuestra que tratan de enmascarar mediante una improvisación su incapacidad e inactividad a la hora de hacer cumplir la ley en el ejercicio de sus obligaciones”. Asimismo, añadió que “de ninguna manera vamos a aceptar un catálogo arbitrario y partidista que solo afecte al municipio de Santa Cruz”.

Desde la Asociación de Memoria Histórica de Tenerife, su presidenta, Mercedes Pérez Schwartz, también se mostró crítica con la Viceconsejería de Cultura, no por el contenido del catálogo, que comparte “en su totalidad”, sino por la forma en la que el Gobierno de Canarias lo ha dado a conocer. “Como miembro de la Comisión Técnica, que ni siquiera han convocado aún, me he enterado por la prensa de la finalización de este trabajo”. Pérez Schwartz entiende que se haya empezado por Santa Cruz “porque ya había un trabajo previo hecho”, pero también que la retirada de vestigios franquistas podría hacerse desde mañana mismo si se quiere. Entiende que no se le puede exigir al Ayuntamiento que lo haga de un día para otro, aunque, en lo referente al Monumento a Franco, sí que defiende su retirada inmediata. “No hay que esperar por ningún catálogo para hacerlo, porque simplemente incumple la ley”, indicó.

Desde la oposición municipal, tanto el PSOE como UP expresaron ayer su apoyo a lo recogido en el documento del Gobierno de Canarias y su rechazo a la postura expresada por el alcalde. El portavoz del PSOE, José Ángel Martín, mostró su “sorpresa” por la resistencia de CC a cumplir con la ley y recordó que tanto la ley estatal como la canaria “ya señalaban claramente al Monumento de Franco como un incumplimiento flagrante de la memoria histórica”. En cuanto a las declaraciones del alcalde sobre el recurso al catálogo, el edil del PSOE lo invita a que “cumpla la ley” y que “deje de mirar para otro lado”. “Tiene la responsabilidad de hacerla cumplir como cualquier otra ley y lo que estigmatiza a nuestra ciudad es tener símbolos franquistas en los espacios públicos”, concluyó.

Desde UP, Ramón Trujillo expone que “ya no hay excusas para que Santa Cruz deje de ser una anomalía en el ámbito canario, estatal y europeo por la intensa pervivencia de símbolos franquistas. El Gobierno municipal tiene que abandonar su objetivo de restaurar la fuente del monumento a Franco y emplear esos fondos en retirarlo de la vía pública y adecuar el espacio resultante”. Al igual que el PSOE, también urge a “retirar la hélice del crucero Canarias, que protagonizó el asesinato masivo de civiles”. “Rechazamos el victimismo del pronunciamiento emitido por el alcalde Bermúdez -continúa-, porque la Ley permite elaborar gradualmente el Catálogo de Canarias y había que empezar por Santa Cruz, porque, objetivamente, tiene la peor situación del Archipiélago en materia de reconocimiento a grandes violadores de los derechos humanos en sus calles”.

La última en pronunciarse fue la portavoz de Cs, Matilde Zambudio, que, a diferencia de PSOE y UP, sigue apostando por resignificar el Monumento a Franco. “Entendemos que se tiene que acatar lo que ha dictaminado la Comisión de Memoria Histórica del Gobierno de Canarias, así que ahora toca que el Ayuntamiento lo retire, a pesar de que nosotros defendemos la resignificación del mismo”.

Bermúdez acusa al Gobierno de “estigmatizar” a la capital

El alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, acusaba ayer al Gobierno de Canarias de “señalar a Santa Cruz de Tenerife desoyendo lo que consta en la propia Ley de Memoria Histórica de Canarias y estigmatizando a esta ciudad, que es cocapital del Archipiélago”. Para el regidor capitalino, que solo se haya hecho el listado de vestigios para Santa Cruz es una forma de discriminación frente al resto de municipios que también los tienen. Con esta premisa, anunció que, “evidentemente, cumpliremos escrupulosamente la retirada de los vestigios franquistas que estén señalados en el catálogo, pero no actuaremos hasta que el mismo cumpla con los preceptos de territorialidad que exige el citado artículo 12”.

“No es asumible -reiteró el alcalde- que aparezca solo Santa Cruz en ese catálogo, ¿es que no hay vestigios franquistas en el resto de municipios de Canarias?” y argumentó que “precisamente el artículo 13 de la citada ley hace mención expresa a que el procedimiento de retirada se hará efectiva una vez sea certificado por el órgano competente que el correspondiente objeto o mención de simbología franquista se encuentra incorporado al catálogo (de ámbito territorial canario) a que se refiere el artículo 12 de la citada ley”.

Frente a estas afirmación, el viconsejero de Cultura del Gobierno de Canarias, Juan Márquez, quien se encargó ayer en sus redes sociales de detallar este catálogo de 3.000 páginas, respondía a través de su cuenta de Twitter al alcalde que, “desde el máximo respeto institucional, en el ámbito de la memoria histórica, lo que estigmatiza a una ciudad no es un catálogo, es tener una estatua de Franco en sus calles”.

TE RECOMENDAMOS