economía

Óscar Izquierdo: 30 años liderando el sector de la construcción

Izquierdo cumple tres décadas al frente de la patronal y afirma que su ilusión y sus ganas por seguir trabajando siguen estando “intactas”
Óscar Izquierdo, presidente de la patronal tinerfeña de la construcción (Fepeco).
Óscar Izquierdo, presidente de la patronal tinerfeña de la construcción (Fepeco).

Óscar Izquierdo cumple este mes 30 años al frente de Fepeco, una patronal a la que le ha dedicado media vida, 30 de sus 61 años. Junto con Teresa Barbuzano entró en la Federación allá por el año 1992 como asesor técnico, durante la presidencia de Antonio Plasencia. Izquierdo, licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid, pasó a la iniciativa privada tras ocupar el cargo de jefe de gabinete del Gobierno de Canarias bajo la presidencia de Fernando Fernández.


En una entrevista con DIARIO DE AVISOS analiza estos años al frente de la patronal y tiene un especial recuerdo para el que fuera presidente de la organización durante muchos años: Antonio Plasencia. “Ha sido el verdadero valedor e impulsor de una patronal fuerte”. Los que lo conocen saben que es un trabajador incansable y que está dedicado a la organización las 24 horas de los 365 días del año. “Hablo como mínimo con 12 empresarios al día. Muchos me dicen que soy como una farmacia de 24 horas”, dice irónicamente. Su lealtad y dedicación a la patronal es incuestionable. “Esa ha sido mi seña de identidad durante estas tres décadas”.


Llegó a Fepeco como técnico, para impulsar y modernizar la organización. Al poco tiempo pasa a ocupar el puesto de gerente y en los últimos 8 años el de presidente. “Fepeco es mi segunda casa. Me he pasado media vida trabajando ininterrumpidamente por el sector de la construcción y me siento muy orgulloso porque eso significa que la gente me quiere y me apoya. El sector ha pasado momentos de crisis muy duros”, recuerda, “pero los empresarios siempre me han animado y así hemos conseguido que Fepeco sea una patronal referente no solo en Canarias sino también a nivel nacional”.


Su pasión en la defensa del sector lo ha llevado a hacer declaraciones “atrevidas” que en alguna ocasión le han puesto en “algún aprieto”, pero asegura que a pesar de ello nunca ha tenido ningún problema con ningún político. “Todos entienden mi misión y que como presidente de la patronal de la construcción tengo que defender al sector. Saben que mis declaraciones son el reflejo de lo que piensa el sector”. De hecho, asegura, “nunca hago una crítica sin consultarla con los órganos directivos”.


Lamentablemente afirma que sí ha sentido presiones por parte de algunos empresarios de otros sectores económicos “que no quieren que las cosas cambien y que el ejemplo de Fepeco como patronal independiente no se refleje en otras organizaciones”, no obstante, dice que siempre ha intentado mantener la “independencia de la asociación frente a las presiones de cualquier grupo de presión”. “Soy de la generación de la transición, es decir, de la generación del consenso por eso busco siempre el diálogo, el acuerdo y escucho mucho para aprender y corregir lo que, por supuesto, algunas veces hago mal”. En este sentido, afirma que una de sus mayores satisfacciones como presidente de la patronal es que durante ese tiempo no ha habido conflictividad laboral. “No ha habido ni una sola huelga en el sector y eso se debe al trabajo, diálogo y acuerdo continuo”.
Su defensa de la isla de Tenerife le ha traído algunos problemas. En alguna ocasión lo han acusado de insularista y de fomentar el pleito insular, en cambio, afirma con orgullo que no le da vergüenza que le llamen insularista “porque para eso vivimos en una Isla. La defensa de Tenerife y poner la Isla en el lugar que le corresponde es primordial. Es uno de los deberes que me impongo todos los días porque defender Tenerife es defender Canarias. Todo lo que digo de la isla hermana de Gran Canaria”, prosigue, “lo digo con admiración por lo que son capaces de conseguir. Se unen sociedad civil y políticos para sacar los proyectos de la Isla por encima de intereses personales, políticos y egos. Me gustaría que los políticos de Tenerife copiaran la forma de hacer política que hay en Gran Canaria”. Por ello, asegura que seguirá trabajando para que Tenerife ocupe el puesto que le corresponda.

TE RECOMENDAMOS